TURISMO

Trives y Caldelas apuestan por un turismo de clase media-alta

Cinco de los quince proyectos presentados al GDR Sil-Bibei-Navea pertenecen al sector turístico

Parador de Santo Estevo, en el Concello de Nogueira de Ramuín.
Parador de Santo Estevo, en el Concello de Nogueira de Ramuín.
Trives y Caldelas apuestan por un turismo de clase media-alta

Cinco de los quince proyectos productivos presentados por particulares y entidades privadas al programa inversor GDR (Grupo de Desenvolvemento Rural) Sil-Bibei-Navea guardan relación con la actividad turística, especialmente la que va dirigida a la clase media-alta. Este dato muestra claramente la importancia que dan al sector los emprendedores de los diez concellos que se beneficiarán del millón de euros en ayudas del programa Leader 2014-2020.

Entre los proyectos turísticos recibidos por los técnicos del GDR que preside Francisco Magide Bizarro hay dos hoteles y una casa de turismo rural de clase A; esta última, con unas características que no están al alcance de cualquier establecimiento, como ofrecer habitaciones de 25 metros cuadrados. Su tramitación habla claramente del interés en ofertar alojamiento a un turista de mayor nivel económico. Actualmente, los visitantes solo pueden encontrarlo en el Pazo da Pena, en Manzaneda, y el Parador de Santo Estevo, este último ubicado en Nogueira de Ramuín, fuera del ámbito del grupo Sil-Bibei-Navea, según comentó el presidente.

"Á zona faille falta un salto cualitativo. Agora, a oferta que hai satisface a un turismo de tipo medio, cando xa empeza a chegar de clase media-alta", dijo Francisco Magide. "Non hai máis oferta e si hai demanda", añadió, refiriéndose a los dos establecimientos citados.

El inicio de los trámites para arrancar a la Unesco la declaración de Patrimonio de la Humanidad para la Ribeira Sacra, sin duda, supondrá un fuerte revulsivo para el sector hotelero de los concellos. Las perspectivas podrían ser aun mejores si esa misma Unesco incluye a la zona en la relación de áreas denominadas Reserva de la Biosfera.

Esta última posibilidad es la que más interés despierta en este GDR, especialmente en los concellos del área de influencia de la Ribeira Sacra. Así lo planteó su presidente, quien explicó que la consecución de la denominación de Reserva de la Biosfera lleva aparejada la posibilidad de acceder a unas líneas de ayuda que no aporta la de Patrimonio de la Humanidad. Esta última es un término que otorga prestigio a las zonas que la poseen, como Las Médulas del Bierzo, y les reporta turistas, pero no fondos.


Más de un millón de euros en ayudas


El plazo para presentar  proyectos al GDR Sil-Bibei-Navea finalizó en marzo y su dirección comentó que las iniciativas superan a los fondos que maneja, "o que amosa un certo dinamismo empresarial na zona", según comentó Francisco Magide. En el sector público, a los cinco proyectos turísticos hay que añadir  otros muy dispares, como talleres de automoción, comercio de simientes y abonos o ampliación de empresas de construcción. Ahora, deberán recibir el visto bueno de la oficina Agader (Axencia Galega de Densenvolvemento Rural) para acceder a un total de 361.592 euros en ayudas de este año, y a un compromiso de ejecución de otros 355.150 euros para 2019, pues se trata de partidas bianuales.

A su vez, la iniciativa pública presentó actuaciones en Viana do Bolo, Vilariño de Conso, A Pobra de Trives, Castro Caldelas y Parada de Sil, que deberán ejecutar en dos años, siendo su total 286.697 euros.

Quedaron sin solicitantes los 99.241 euros destinados a proyectos no productivos de iniciativa privada.

El total de los proyectos del GDR Sil-Bibei-Navea supera el millón de euros, que se reparte entre  Viana do Bolo, Vilariño de Conso, Castro Caldelas,Montederramo, Parada de Sil, A Teixeira, Chandrexa, Manzaneda, A Proba de Trives y San Xoán de Río.