VALDEORRAS

Vende la casa y tira los enseres a una carretera, en O Barco

Desaparecieron después de ser localizados por la Policía Local

Todo tipo de objetos domésticos aparecieron tirados al lado de una carretera
Todo tipo de objetos domésticos aparecieron tirados al lado de una carretera
Vende la casa y tira los enseres a una carretera, en O Barco

Un vecino de Vales (O Barco de Valdeorras) se enfrenta a una sanción económica por arrojar los enseres de una casa de su propiedad a una cuneta de la carretera que comunica este núcleo con el acceso a Santigoso. Una llamada telefónica realizada en la tarde del día 8, anunciando la presencia de ropa yvajilla en el citado vial, movilizó a los agentes de la Policía Local de O Barco. Estos se desplazaron hasta el lugar, comprobando la veracidad de la denuncia e iniciando inmediatamente una investigación. Las indagaciones condujeron finalmente a la identificación de la persona que los había abandonado.

Fuentes consultadas por este diario indicaron que el propietario de los útiles de casa decidió abandonarlos en la carretera después de formalizar la venta de la vivienda donde los tenía guardados. Horas después de que el dueño tuviese conocimiento de la apertura del expediente sancionador por la Policía Local, los objetos desaparecían de la cuneta. Lo pudieron comprobar los agentes en la visita que, un día después, realizaron al lugar donde habían sido arrojados. Pese a su retirada, el particular se enfrenta a la posibilidad de que el expediente siga adelante y a ser sancionado por el Concello.

La investigación que condujo a localizar a quien arrojó los enseres a la cuneta no fue la única que realizó la Policía Local el pasado fin de semana. Los daños fueron provocados en la madrugada del día 8 y los agentes consiguieron identificar al conductor del turismo que destrozó tres bolardos del Paseo do Malecón de la villa. En esta ocasión, la colaboración ciudadana ayudo a localizar al causante. Sus movimientos fueron observados por un testigo, que facilitó su localización. Posteriormente, el vehículo fue hallado a escasa distancia del lugar.

La prueba de alcoholemia realizada por los agentes dio resultado negativo, por lo que todo indica que el derribo de los bolardos, que están colocados en una recta del paseo, fue consecuencia del exceso de velocidad del coche.

Un tercer expediente que puede derivar en una multa, abierto por la Policía Local este fin de semana, pesa sobre al propietario de un perro que llevaba varios días perdido en la villa, careciendo de microchip y, por tanto, infringiendo la normativa. Trasladado al depósito de O Campiño, su dueño apareció gracias a la difusión realizada por varios colectivos en las redes sociales.