MEJORAS - TURISMO

Tres viejas construcciones vuelven a la vida en Viana

Un horno y una forja en Pixeiros, y una fuente pública en San Mamede serán rehabilitadas para vecinos y turistas

"Forno comunal", en Pixeiros.
"Forno comunal", en Pixeiros.
Tres viejas construcciones vuelven a la vida en Viana

Los vecinos de dos aldeas de Viana do Bolo se beneficiarán de la restauración de tres construcciones tradicionales, en una actuación que es posible gracias a la ayuda de la Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio, organismo que aportó 20.000 de los 24.200 euros presupuestados. La cantidad restante correrá por cuenta de las arcas municipales vianesas.

Dos de las construcciones que van a ser recuperadas están ubicadas en Pixeiros: un horno y una forja tradicionales. A su vez, la tercera, una fuente pública, es la que vienen utilizando los vecinos de San Mamede.

El alcalde vianés, Secundino Fernández Fernández, resaltó que se trata de "tres elementos patrimoniales singulares". Añadió que todos ellos se encontraban muy deteriorados, siendo preciso un arreglo urgente, como reclamaron los vecinos.

Tanto en la forja como en el horno, el deficiente estado de la cubierta posibilitaba que el agua cayese en su interior, amenazando con derrumbarlas. Ambas podrán servir de punto de encuentro para los vecinos. A su vez, los planes municipales para la fuente contemplan su mejora para que no desluzca el entorno, lo que sí sucede actualmente.

La ayuda forma parte del programa destinado a las zonas protegidas por la Rede Natura, beneficiándose Viana de dos de ellas: Macizo Central y Trevinca. A su vez, los trabajos ya fueron adjudicados y su ejecución se desarrollará en los próximos días.

El alcalde, Secundino Fernández, resaltó la importancia concedida por el actual equipo de gobierno a la conservación del patrimonio. En este sentido, recordó que en los últimos meses, el Concello acometió el arreglo de otros edificios públicos, como es el caso de las escuelas rurales de las aldeas y de ciertas construcciones cedidas por particulares.

Todos estas actuaciones están permitiendo dotar a los vecinos con lugares de reunión. "Que sirvan de lugar de encontro para os veciños", comentó el regidor. En este capítulo encajan los 230.000 euros que, procedentes de fondos municipales, fueron destinados en 2017 al arreglo de construcciones en nueve aldeas: Seoane de Arriba, Seoane de Abaixo, Caldesiños, Fornelos de Filloás, Bembibre, Rubiais, Covelo, Solveira y Grixoa.