VALDEORRAS

La vuelta al mundo por 13.200 euros en 11 meses

Once meses empleó la ruesa Eva Abal Terrón en dar la vuelta al mundo, cumpliendo así un viejo sueño. Esta bloguera gastó en el viaje 13.200 euros, usando las redes sociales y todo tipo de medios para desplazarse

La bloguera ruesa posa ante unos pingüinos, a su paso por la Patagonia.
La bloguera ruesa posa ante unos pingüinos, a su paso por la Patagonia.
La vuelta al mundo por 13.200 euros en 11 meses

La pasión que siempre sintió por los viajes llevó a una bloguera de A Rúa de 33 años, Eva Abal Terrón, a dar la vuelta al mundo. Comenzó en noviembre de 2014, acompañada por un guardés, Javi Pérez, con quien diseñó el blog de viajes, naturaleza y aventura "www.unaideaunviaje.com". Llegó a finales de la semana pasada, pero ya está preparando la maleta para viajar a los países bálticos. Allí participará en la promoción de una ruta por los parques naturales del norte de Lituania, Estonia y Letonia que promueve una agencia de viajes.

Antes de volver a subirse al avión, Eva Abal comentó cómo tomó la decisión de dar la vuelta al mundo siguiendo por internet a una pareja. Observó que utilizando las herramientas que proporcionan las redes sociales -como la posibilidad de dormir en casas gratis- y viajando con mochila el coste puede ser asumible. Echando cuentas, la aventura, que se prolongó durante casi 11 meses, le salió por 13.200 euros: los 3.200 del billete de vuelta al mundo, que marca un máximo de millas a recorrer, y otros 10.000 euros para gastos. La aventurera ruesa explicó que hay países donde se puede dormir por muy poco dinero. El precio de una habitación en el sureste asiático puede oscilar entre 1,5 y 5 euros. Los desplazamientos largos los realizó en avión, con el billete citado anteriormente, ya en tierra, utilizó medios como el autobús, tren, a pie, haciendo "trekking" o autoestop.

En noviembre, partió de Madrid, acompañada por su pareja, separándose cinco meses después para experimentar el viaje en solitario. De la capital de España voló a Ecuador, pasando luego por Galápagos, Perú, Bolivia, Chile, Argentina, Uruguay, Isla de Pascua, Polinesia Francesa, Nueva Zelanda, Indonesia, Sureste Asiático e India.

La pequeña Isla de Pascua, con el respeto por la cultura y las leyendas de su pueblo, Rapa Nui, fue el lugar que más gratamente llamó su atención. También le sorprendió la India, aunque aquí en un sentido totalmente opuesto: "Sobre todo pola forma de tratar a morte", explicó. En todo caso, aseguró no haber sentido miedo en sus desplazamientos y resaltó la buena acogida que siempre disfrutó en los países por los que pasó. Eso sí, comentó como en Camboya y Vietnam se encontró con otros viajeros que fueron asaltados, en algún caso con cuchillo.