VERANO

Amencer conquista las instituciones

Entre las diversas actividades del campamento urbano de la Asociación Xuvenil Amencer, se encuentra el "Día do parlamento", en el que los jóvenes tienen la oportunidad de conocer por dentro los edificios clave de la ciudad.

Sofía Godoy, concelleira de Xuventude, Pepe Araújo, alcalde en funciones, y los pequeños del campamento urbano escuchan atentamente a la jefa de protocolo, Inés Castro.
Sofía Godoy, concelleira de Xuventude, Pepe Araújo, alcalde en funciones, y los pequeños del campamento urbano escuchan atentamente a la jefa de protocolo, Inés Castro.
Amencer conquista las instituciones

Bien es cierto que a los niños, en eso de ser sinceros y espontáneos, nadie les gana. Ayer por la mañana, cualquiera que caminase por las calles del centro de la ciudad pudo comprobarlo. Entre vítores y canciones, un grupo de Amencer guardaba cola en la entrada del Pazo Provincial -donde los recibiría Rosendo Luis Fernández- mientras que otro lo hacía en las inmediaciones del edificio consistorial de la ciudad.

A las 11,15 horas, ordenadamente y ataviados con sus mochilas, casi un centenar de jóvenes ascendió por las escaleras de alfombra roja, hasta llegar al salón de plenos. Allí, los más rápidos consiguieron adueñarse de los escaños de los concejales, y los que no, hicieron del suelo su mejor asiento. Una curiosa estampa para la memoria, mucho más alegre, si me permiten, que la imagen cotidiana que ofrece el lugar. Dentro del salón, Sofía Godoy, concelleira de Xuventude, y Pepe Araújo, en estos momentos alcalde en funciones, además de concelleiro de Infraestructuras, recibieron al grupo. Godoy quiso saber cuál ha sido la actividad que más les ha gustado durante los días que llevan de campamento, respuesta ante la que no hubo ninguna duda y la piscina ganó por goleada.

A continuación, Inés Castro, jefa de protocolo, repasó la colocación en sala de los diversos concelleiros, así como el número total de escaños con los que cuenta el concello ourensano. Durante su intervención, uno de los jóvenes preguntó la razón por la que el retrato del rey preside la sala, y comentó que podría asistir presencialmente cada semana. Castro le explicó que con el número de ayuntamientos del estado español, el rey tendría mucho trabajo cada semana, a lo que el pequeño contestó, pensándoselo bien "es verdad, pobre chaval". Lo dicho, a espontaneidad no hay quien les gane. Después de la charla, fue el turno de los jóvenes, que por grupos idearon diversas reglas del campamento, para luego debatirlas entre todos los participantes. 

Ayer se escucharon (quizás) más iniciativas que durante muchos otros plenos ahí acaecidos, además de ser la reunión más ruidosa que se recuerda. Los más mayores visitaron la Casa do Chocolate-Delegación da Xunta de Galicia y la Subdelegación del Gobierno.