OURENSE DE 5 EN 5

Lugares enigmáticos para descubrir en la provincia

Casas abandonadas que un día fueron centro de operaciones de 'curandeiros' y o bosques donde se cometieron terribles crímenes. Ourense guarda rincones encantados no aptos para asustadizos.

Lugares enigmáticos para descubrir en la provincia

20160712215451345_result>A Pena dos Namorados

La roca es un homenaje al fatídico desenlace de una relación. Cuenta la leyenda que el joven Boán, pagano, para cortejar a su cristiana enamorada Marta, pidió ayuda a una sacerdotisa. Le ofreció un remedio: beber una pócima de doble efecto. Si Marta ya estaba rendida a los pies de Boán, se volvería loca. Si no, haría prender la chispa del amor. La profecía hubo de cumplirse. La joven, que ya había perdido hasta el sentido por el pagano, enloqueció. Se suicidó desde esa roca, en Carballiño, que hoy es un monumento al amor. A veces, cárcel; a veces imposible, a veces muerte. 

20160712223108093_result>El fantasma de A Escusalla

La historia de esta casa de Ludeiros, una aldea de Lobios, roza lo paranormal. La leyenda del fantasma de un cura sin rostro, conocido como 'Marrequiño', habita entre las paredes de una casa que hoy oculta parte de su misterio entre la maleza. Los documentos sitúan su construcción en el siglo XVIII por el Abad de Manín, Don José Martínez y Parga. En esa  época también se construyó una capilla aledaña a la casa, de la que se conservan algunas partes y una inscripción en latín.

20160712223107937_result>A Casa do Bruxo, en Santa Baia

Matrículas de Barcelona o Madrid se aglomeraban en la carretera de Santa Baia (Cartelle) hace más de treinta años para visitar a 'Antón dos Libros', un curandeiro que utilizaba la palabra y la fitoterapia. A 'Casa do bruxo', como la conocen los vecinos, guarda en su interior restos de los balnearios que empleaba en sus consultas. Allí embadurnaba a sus clientes con hierbas y barro, mientras empleaba el arte de la oratoria. Lo único que se sabe del paradero del hombre es que hace unos años se trasladó a Málaga.

 

20160712223108030_result>A Cidade dos Alemáns

La aldea de Casaio, en Carballeda de Valdeorras, albergó el siglo pasado minas de wolframio explotadas por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Este material era muy valioso para generar armas más potentes y de mayor blindaje. Asentaron su estraperlo en el monte de O Teixadal y le llamaron A Cidade dos Alemáns, un pequeño imperio armamentístico al sur de Ourense.
 
20160712223107984_result>El escenario del hombre lobo

Fue el primer caso de licantropía  clínica documentado en España. Manuel Blanco Romasanta, el hombre lobo de Allariz, cometió sus crímenes a finales del siglo XIX. Se le conocía como Sacauntos y la mayoría de sus víctimas fueron capturadas en el lugar de As Gorbias, una pequeña zona dentro de un monte de abedules conocida como O Bidueiral, en la parroquia de Montederramo. Allí sacaba la grasa a mujeres y niños para posteriormente venderlo.