OURENSE DE CINCO EN CINCO

Subir, sentarse y disfrutar la Ribeira Sacra desde sus miradores

El valor estético de las formas del Cañón del Sil es uno de los puntos fuertes del paisajismo de la provincia de Ourense. 

Cinco de los miradores desde observar la belleza del Sil.
Cinco de los miradores desde observar la belleza del Sil.
Subir, sentarse y disfrutar la Ribeira Sacra desde sus miradores

Se puede decir que cuando se observa desde uno de los muchos miradores que esta zona geográfica ofrece a sus visitantes, el ser humano se da cuenta de las dimensiones del terreno, así como de la levedad del peso de su cuerpo ante el conjunto orográfico de sus montañas.

El río Sil reina en el paisaje. Se muestra tímido ante los picos más altos y emociona con su verdor primaveral. También domina los ocres en otoño o en época invernal. Eterna, cual espíritu místico, esta zona supone una de las joyas de la naturaleza ourensana y uno de los grandes pulmones de la provincia.

>Mirador de Castro

Como no podía ser de otra forma, en la zona de Parada de Sil solía encontrarse un castro, que se erigía en torno a los 400 metros de la superficie del río. De tal forma, que desde el mirador, se podía dominar visualmente toda la zona, un hecho determinante a la hora de situar estas antiguas construcciones, con el objetivo de repeler posibles ataques de los poblados enemigos. Cuidado con el móvil al sacar la foto. Es un consejo.

>Cabezoás

A medio camino entre las localidades ourensanas de Parada y Luíntra, se encuentra dotado de una moderna estructura que se adapta perfectamente al espíritu abrupto y minimalista del paisaje. Desde Cabezoás se muestra una de las curvas más bellas que el río Sil esconde entre sus aguas. ¡Impresiona!

>Cividade

Para llegar a este punto, es preciso cruzar a la zona lucense del Cañón. De esta forma, llegaremos a un área que se encuentra  a 500 metros de altura, desde la que observar toda la orilla ourensana del  margen del Sil. Recientemente, ha sido instalado un punto desde la que disfrutar del paisaje, que parece adentrarse dentro del cauce del río.

>Pé do Home

Posiblemente uno de los miradores más espectaculares y a la vez, menos frecuentados de la ruta del Sil. La belleza de sus vistas está estrechamente relacionada con la altura a la que se encuentra, ya que se yergue a más de 500 metros del río. Las partes más profundas del Cañón están a la orden del día desde este punto.Un lugar donde inmortalizar la esencia de la naturaleza de la Ribeira.

>Balcones de Madrid

Uno de los lugares más concurridos y accesibles del Canón do Sil, que se encuentra a 300 metros de altitud por encima del río. Este afamador punto debe ser una parada obligatoria para todo aquel que quiera presumir de una foto sin igual. El motivo del nombre tiene su historia, ya que originariamente las mujeres de los emigrantes del lugar escogían este mirador para ver marchar a otras tierras a sus maridos.