VERANO

La verbena, compañera de cama complicada

La machacona música de las orquestas y los conciertos de madrugada en días de semana fueron la pesadilla para muchos vecinos de Ourense aquejados de falta de descanso por el ruido. Música sí, pero a su hora.

La fuerte apuesta de las fiestas con nombres como los secretos, rosendo o el eje de las verbenas chocó con horarios intempestivos
La fuerte apuesta de las fiestas con nombres como los secretos, rosendo o el eje de las verbenas chocó con horarios intempestivos
La verbena, compañera de cama complicada

Cenicienta se marcaba un "marcho que teño que marchar" del baile a las 12 de la noche. El cuento cambia en Ourense para princesas, príncipes, piratas y todo vecino viviente, porque empezando el "baile" a la una de la madrugada, lo de "durmiente" queda para la Bella y otras fantasías.

"Con las orquestas no hay quien duerma" o "mañana no hay quien se levante a trabajar" fueron los comentarios más repetidos por los vecinos que escuchan, por obligación, al ejército verbenero que se instala en la madrugada ourensana con motivo de las fiestas de la ciudad. 

"Ayer no dormí nada", queja de barra de bar, de cola de supermercado o de compañeros en el trabajo que se repite al día siguiente, tras estas jornadas de celebración para unos y tortura para otros. Porque sí, son las fiestas de la ciudad y la cosa no va de amargados. Pero va de horarios razonables para que los vecinos también puedan disfrutar de los conciertos y las verbenas de las fiestas de su ciudad. ¿Los Secretos un martes por la noche? Ha pasado. La Praza Maior a rebosar. En la de San Martiño, los que se quedaron atrás por el aforo escuchaban a la mítica banda a lo lejos. Comentario cuando el barullo impedía oír la música: "Harían un descanso, que no son horas". ¿Seguridad Social un lunes por la noche? También ha pasado. A la misma hora, en el lugar de siempre.

Y llegó Rosendo. Un miércoles a las 00,00 horas en el Posío. El último concierto del rockero no lo disfrutaron los fans con ocupaciones entre semana, o lo hicieron a expensas de lo que ocurriera el jueves en el "curro". Para contraste, un botón: ayer, Shakira en A Coruña, a las 21,15 horas (!).

La verbena es cosa aparte, de película más que de cuento. La potencia del Combo Dominicano, la Panorama y la Olympus en Progreso sacó al baile, con nocturnidad y alevosía, a los vecinos encamados que no pudieron correr a otra parte, como Cenicienta.