VIRALES

La alegría de una niña con parálisis cerebral que anda por primera vez: "Estoy caminando"

Maya caminó por primera vez a los 4 años y diez meses, un instante que compartió su familia en las redes sociales

La pequeña Maya, feliz tras andar por primera vez.
La pequeña Maya, feliz tras andar por primera vez.
La alegría de una niña con parálisis cerebral que anda por primera vez: "Estoy caminando"

Maya Tisdale, una niña de 4 años, de Michigan, fue diagnosticada con parálisis cerebral poco después de cumplir un año de edad. A esa edad aproximadamente es cuando un niño comienza a dar sus primeros pasos, pero para un niño con parálisis cerebral, con el 75% del cerebro comprometido, caminar es toda una proeza.

El reto era difícil pero no imposible. Tras mucho trabajo, Maya caminó por primera vez a los cuatro años y 10 meses de vida. Sus primeros pasos fueron recogidos en vídeo y compartidos en Facebook. En el emotivo vídeo, la pequeña no puede evitar expresar su emoción y alegría al experimentar, por primera vez, la autonomía de caminar por sus propios medios: "¡Estoy caminando!", repite una y otra vez con una contagiosa sonrisa. 

Lo de Maya fue toda una sorpresa tanto para sus padres, como para los médicos. La niña tuvo que ser operada  el pasado 9 de mayo para ayudar a mejorar su condición y el diagnóstico decía que podría empezar a caminar en un periodo de 6 meses a un año. Pero este nuevo muro físico lo volvió a superar y siete semanas después de aquello, Maya lo había logrado. 

La niña, que no se rinde, va cinco días a la semana a fisioterapia y dos veces a la semana realiza ejercicios físicos menos intensos en casa para completar el tratamiento. La cirugía a la que se sometió Maya ayudaría a mejorar su espasticidad muscular y a mejorar otros aspectos de su vida cotidiana. Y así fue. Todo un ejemplo de superación, lucha y constancia. 


Para sus padres, verla dormir toda la noche sin quejarse por el dolor de las contracturas musculares y, por supuesto, verla gozar de independencia al caminar por sus propios medios ha hecho que la operación y los nervios y miedos pasados hayan merecido la pena.