COLE A COLE

En constante aprendizaje

En el CEIP de punxín conviven en una misma aula escolares de Infantil y Primaria. Esta singularidad permite que unos alumnos aprendan de otros y que se trabajen cada día valores tan importantes como la amistad, la ayuda o el compartir

Durante el taller musical, los escolares del CEIP de Punxín cantaron, bailaron y se lo pasaron en grande, mientras profundizaron en aspectos relevantes de los instrumentos de percusión.
Durante el taller musical, los escolares del CEIP de Punxín cantaron, bailaron y se lo pasaron en grande, mientras profundizaron en aspectos relevantes de los instrumentos de percusión.
En constante aprendizaje

Marta es la tutora de los 10 alumnos que conforman este curso el CEIP de Punxín. Es el primer año que está en este colegio en el que espera jubilarse ya que los encantos de este centro educativo la tienen totalmente fascinada. Dirige dos etapas educativas, Infantil y Primaria, algo que en un principio le inquietaba un poco, pero muy pronto cogió el ritmo y actualmente está encantada de vivir esta experiencia en la que niños y niñas de diversas edades conviven en un mismo espacio y aprenden los unos de los otros. Este aprendizaje continuo es uno de los valores de este centro educativo del rural, en el que se trabajan día a día aspectos tan importantes como ayudar a los demás, el afecto, la protección, el compartir, la amistad, la comprensión, la tolerancia, etcétera. Estos valores que el alumnado va adquiriendo en su día a día desde que comienza su etapa educativa son las claves de una enseñanza basada en el aprendizaje integral, un factor que Marta considera fundamental y en el que aplica gran parte de sus esfuerzos. 

El ambiente educativo es ideal, es una atención individualizada, lo más parecido a unas clases particulares y las instalaciones son fascinantes, una escuela fundada por emigrantes, donada por la esposa de Benigno Quiroga Fernández que data del año 1923. En definitiva, un imponente edificio de piedra que además cuenta con una alameda particular, un patio increíble o un amplio salón de actos, entre otros muchos espacios que dan mucho juego a la hora de organizar cualquier actividade de aprendizaje que surja.

En el CEIP de Punxín aprovechan mucho el entorno a la hora de planificar las actividades y los proyectos que desarrollan cada curso. Así, visitaron el castro de San Cibrán de Lás, recorrieron el pueblo jugando a Truco o Trato en Samaín, celebran el Magosto al aire libre, etcétera. También participan en jornadas de conviviencia con otros centro, participan en otros proyectos como es este curso el Universo, cuidan con mimo su huerto escolar y realizan excursiones a distintos puntos de interés de la provincia o de Galicia.

La tutora de Punxín asegura que este colegio está lleno de encanto y ofrece muchas posibilidades "la diversidad de edades que, aunque mucha gente tenga el chip de que así es muy difícil y complicado aprender, considero que están muy equivocados", añade que "es muy beneficioso y bonito vivir una experiencia así ya no sólo a nivel de conocimientos sino como personitas que están desarrollando su personalidad con unos valores enormes y de los que todos deberíamos aprender mucho".


Obradoiro musical


Una de las últimas actividades en la que escolares y profesores de Punxín participaron fue el "Obradoiro Musical: percusión con materiais de refugallo", que corrió a cargo del Grupo Matrácala. El alumnado recurrió a material reciclado para elaborar distintos intrumentos con los que posteriormente improvisaron un concierto, cantando y bailando al ritmo de la música que ellos mismos crearon. Esta actividad se suma así a muchas otras que comparten a lo largo del curso con las que se busca concienciarlos de la importancia de reciclar y se le ofrecen posibilidades muy divertidas para darle una nueva vida a materiales que a priori parecía que eran desechos.