XORNAL

De que se fala? Educación vial

Dar ejemplo no es la principal manera de educar a los demás, es la única manera

Benito Bouzada durante una charla sobre educación vial a escolares ourensanos.
Benito Bouzada durante una charla sobre educación vial a escolares ourensanos.
De que se fala? Educación vial

Este curso será de vital importancia entender una petición de hace muchos años y una apuesta casi personal: La Educación Vial en los centros de enseñanza no debe ser sólo una asignatura; hay que introducir actividades transversales sobre concienciación y prevención en materia de seguridad vial.

Consciente de la labor que realizan los docentes y la carga de trabajo que tienen en su tarea diaria, quiero que este primer artículo sirva para concienciarles de la importancia de dedicar un tiempo a trasmitir esos valores cívicos que mejoren la Seguridad Vial a sus alumnas y alumnos; hoy como peatones, pero en el futuro como conductores. Animo a que, con un pequeño esfuerzo, toda la comunidad educativa en Ourense sea un eslabón de unión en la prevención y concienciación, ya que la Seguridad Vial es una labor de todos.

MEJORA DE HÁBITOS

Partimos de la base de que, como todas las cosas de la vida, el mejorar los hábitos, en este caso los de nuestros escolares en un tema como es la seguridad vial, tiene que partir primero de los padres ya que son su punto de referencia inicial. Así que considero que dar ejemplo no es la principal manera de educar a los demás, es la única manera y dicho esto, la importancia de seguir educando y visualizando la problemática que genera la inseguridad vial a través  de los centros educativos. 

Un  problema que deja al año más de 1.000 personas fallecidas, con nombre y apellidos,  sin contar los heridos con secuelas físicas y psíquicas; a todo ello añadir el daño que provoca la muerte de un ser querido, en muchas ocasiones joven, muy joven.

Al comienzo del presente artículo, hacía referencia a la necesidad de introducir actividades trasversales para visualizar y concienciar del problema de la inseguridad vial; insisto de nuevo recalcando que tiene que llegar a todas las etapas escolares, desde la Educación Infantil hasta la Universitaria, y en sucesivos artículos veremos la forma de llevarlo a cabo y que, con un poco de tiempo e ilusión, se pueden realizar pequeñas acciones que sumadas, traerán como resultado grandes cambios.

DIFUSIÓN EN LA ESCUELA 

Mención especial a aquellos centros educativos y profesores que llevan realizando esta tarea para difundir la Educación Vial; el ejemplo más conocido para esta asociación y para mí, es el colegio Cardenal Cisneros, con un proyecto socio educativo iniciado hace dos años bajo la denominación, "Ourense Educa e Involucra" y que se centra en conseguir otro modelo de movilidad para nuestra ciudad; consideran que los menores deben ser los protagonistas de ese cambio.

Iniciado el presente curso escolar qué decir de esos malos hábitos de los padres que llevan hasta la misma puerta del colegio a los niños en coche y que, casi podría asegurar, que un mínimo  porcentaje de ellos tiene la necesidad imperiosa de hacerlo así.

Una frase del libro La Ciudad de los Niños del pedagogo Francesco Tonucci recuerda: “La ciudad volverá a ser bella sólo cuando de nuevo sea posible recorrerla a pie”. La ciudad de Ourense es la que es, pero sobre ella deberemos de seguir trabajando para su cambio y, sobre todo, para que las niñas y los niños puedan llegar caminando a las aulas y adquiriendo el hábito de ser autónomo.  

Finalizo haciendo referencia nuevamente a un párrafo de un libro editado en los años 90 titulado Educación para la Seguridad Vial: “Ser ciudadano significa también tomar conciencia de los problemas o conflictos que acontecen en la realidad y ser sensibles para tratar de afrontar y contribuir a su mejora…“ y éste es uno de ellos,  ser partícipes. ¡Nuestros  hijos nos lo agradecerán!