DE QUE SE FALA?

¿Por qué migran las aves?

Explicamos el sorprendente fenómeno de la migración de las aves

¿Por qué migran las aves?

Durante miles de años, el hombre se ha preguntado por qué algunas aves están todo el año en el mismo sitio, mientras otras desaparecen al final del verano o principios del otoño, y vuelven a aparecer en la primavera. A su vez hay otras aves que hacen esto, pero al revés; vienen en otoño y se van en primavera. El fenómeno de la migración de las aves no ha dejado de maravillar al ser humano.

HISTORIA
Para los profetas del Antiguo Testamento la migración de aves, desde el norte de Europa hacia África a través de los cielos de la Península del Sinaí y el Mar Rojo, era un fenómeno maravilloso y digno de ser contemplado pues simbolizaba los caminos de Dios. Mientras tanto, en las islas del Mediterráneo, se asociaba el movimiento estacional de un numeroso grupo de aves grandes con el momento adecuado para iniciar las siembras. Por otro lado, Aristóteles reconocía el fenómeno de la migración e identificaba varias especies de aves migratorias.

PATRÓN DE MIGRACIÓN
Hay aves que migran tan solo unos cientos de metros mientras otras recorren el globo; unas viajan de norte a sur, otras de este a oeste. Las rutas son tan variadas como las especies de aves que emprenden estos sorprendentes viajes. Los patrones migratorios que presentan las aves no son fáciles de definir. El más fácil de comprender es quizás el de la migración total, que emprenden las poblaciones completas de ciertas especies de aves desde el hemisferio norte hacia el hemisferio sur y viceversa. El invierno es tan crudo en su territorio reproductivo al norte que deben moverse hacia áreas donde el alimento esté disponible para poder sobrevivir. En muchas especies que presentan migraciones totales se da también el fenómeno de la migración parcial: algunas aves de la población migran y otras no lo hacen.

¿CUÁNDO VIAJAN?
La migración es una conducta instintiva. Las aves, al igual que otros animales, poseen dos "relojes biológicos" que determinan complejas funciones diarias y anuales, respectivamente. El reloj biológico diario responde a los ciclos diarios de luz y temperatura. El reloj anual actúa sobre el sistema hormonal y les anuncia, por ejemplo, el momento indicado para mudar plumaje, migrar, reproducirse. Estos mecanismos hacen que se den los cambios fisiológicos necesarios que los prepara para migrar en el momento indicado. Algunas especies de aves viajan de noche. Otras lo hacen solamente de día pues dependen de las corrientes de aire caliente para trasladarse. Muchas aves viajan sin parar o haciendo muy pocas paradas hasta llegar a su destino.

¿CÓMO SE ORIENTAN?
Las aves son expertas de la navegación. Para poder llegar a su destino deben de conocer la dirección en la que deben volar, o sea, deben orientarse, y además ser capaces de reconocer el sitio final. Algunas especies se ayudan por los sentidos del olfato, el oído y la vista. Hay muchas teorías acerca de la migración de los pájaros y de cómo hallan su camino. 
Una teoría es que usan el magnetismo terrestre para guiarse. Otra es que tienen una especie de memoria racial, por lo que cada generación sigue el mismo camino, todos los años. Una tercera teoría es que las aves viejas actúan de guías, pero se ha encontrado que los cucos que no han visto nunca a sus padres vuelan hacia el Sur, un mes después de haber partido los cucos viejos. 
Parece indudable que las aves tienen un “cronómetro interno”, con lo que pueden notar la diferente posición del Sol en cada momento, y que, al usar este sentido temporal, pueden navegar guiándose por el Sol durante el día o, por la noche, con ayuda de las estrellas. Esto explica por qué las aves que emigran se pierden en tiempo nublado o con niebla; estas condiciones, por lo general, aplazan temporalmente las grandes migraciones. Otra razón de la pérdida de la dirección es que, en cierta medida, usan también puntos de referencia terrestres. Señalar también que las aves, cuando emigran, no suelen volar alto: alrededor de unos 100 metros. No es extraño oír, por la noche, incluso en las grandes ciudades, bandadas de aves que emigran.

RUTAS DE MIGRACIÓN
Las rutas de migración no están siempre en línea recta, sino que tienden a seguir caminos bien definidos, generalmente a lo largo de la costa (durante el día, no por la noche), a través de valles o sobre cordilleras. En el caso de Europa, las aves migratorias siguen tres rutas: sobre Francia, y cruzando la Península Ibérica y el estrecho de Gibraltar, hacia África; sobre Italia o sobre los Balcanes, por Turquía y Asia Menor, hacia Egipto.