ESCOLA DE FAMILIAS

Profesiones de futuro al servicio de la tercera edad

En tiempos de paro todavía hay caladeros de empleo

Profesiones de futuro al servicio de la tercera edad

Un familiar mío muy directo vivió en el extranjero varios años a mediados del siglo pasado. Ya retornado a España recibía la visita de amigos que dejó en aquellos lares.  A muchos de ellos yo siempre les hacía las mismas preguntas: ¿Encontráis muchas diferencias entre vuestro país y el nuestro? ¿ Qué es lo que más os gusta de España?. Además del pulpo,  la empanada  y el licor café (obviamente) coincidieron varios de ellos en que algo que les gustaba mucho de nuestra tierra era que todavia cuidábamos de nuestros mayores hasta su muerte. Y es que a principios de los 90 en nuestros hogares aún convivíamos abuelos, hijos y nietos. Curiosamente, hoy España se parece ya mucho a esos paises de centroeuropa debido fundamentalmente al envejecimiento de la poblacion y a la masiva incorporación  de la mujer al trabajo (sobre la que recaía en mayor medida el cuidado de nuestros mayores).

La esperanza de vida de las personas mayores está aumentando aceleradamente. Datos de la OMS (Organizacion Mundial de la Salud) nos dicen que hacia 2020 los mayores de 60 años superarán por primera vez en la historia a los menores de 5 años. En 2050 la poblacion de más de 60 años superará los 2000 millones de personas y los mayores de 80 años los 400 millones. De hecho la OMS ya ha apelado a los gobiernos a que afronten con estrategias este envejecimiento de la población, para que nuestros mayores puedan mantener una buena calidad de vida.

NICHO DE EMPLEO 

Nace, por lo tanto, un nicho de empleo en sectores como la medicina, juristas expertos en tercera edad,  el turismo, el ocio, espectáculos y sobre todo empleados de atencion personal y directa en todas sus variantes. Todos ellos tienen un denominador común: son trabajos eminentemente vocacionales. Trabajar con mayores no es fácil. Tendemos a tener actitudes compasivas o paternalistas y no debemos olvidar su valor como personas en sí mismas. Hasta que en un futuro seamos sustituídos por robots que cambiarán la naturaleza de muchos empleos (Dios quiera que sea lo más tarde  posible)  debemos desplegar todas las habilidades para trabajar con personas que se pueden resumir en la palabra mágica que todo lo abarca: respeto.

Y como la necesidad hace el órgano nació tambien un nuevo lugar donde vivir para aquellos mayores que no pueden ser atendidos en sus hogares: el geriátrico. Muy lejos del anticuado concepto de asilo, los geriátricos son hoy hoteles en toda regla donde sus residentes viven con todas las atenciones, comodidades y socializándose ( la soledad no elegida es el mayor enemigo del anciano).

Lo más novedoso en centros de este tipo son los Centros Intergeneracionales, uno de ellos construído recientemente en nuestra ciudad (Ourense)  financiado por la Fundacion Amancio Ortega. Que, según el documento de 2017 de Centros Intergeneracionales del Laboratorio de Espacios Intergeneracionales “Son espacios construidos en los que de manera intencionada, personas de distintas generaciones (por ejemplo niños, jóvenes, adultos, personas mayores…) comparten servicios y programas, e interaccionan  periódicamente tanto a través de actividades planificadas y estructuradas como de encuentros informales y espontáneos. El objetivo fundamental de un centro intergeneracional es hacer posible, de forma fácil y orientada, que distintas generaciones se encuentren. Estos centros tratan de eliminar las barreras espaciales, conceptuales y actitudinales que, en muchos casos, separan a las distintas generaciones a la hora de vivir el día a día, en especial cuando accedemos a diferentes recursos comunitarios”.

En torno al  Centro Intergeneracional, al Geriátrico o a su hermanos menores, el Centro de Día y el Centro de Noche,  surgen numerosas posibilidades de trabajo: médicos, enfermeros, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, educadores sociales, trabajadores sociales, animadores socioculturales, personal de mantenimiento, administrativos, limpiadores, cocineros, gerocultores…

Respecto al más común y abundante de los puestos de trabajo, que recibe múltiples denominaciones según los Convenios Colectivos en cuestión (el de gerocultor, auxiliar de atención directa, auxiliar de ayuda a domicilio, asistente personal, cuidador de atención...) desde 2015 hay una titulación oficial, además de las anteriores de Formacion Profesional,  que es el Certificado de Profesionalidad de Atencion Sociosanitaria a personas dependientes en Instituciones Sociales con reconocimiento oficial y acreditado en todo el territorio nacional.

Animo pues a estudiantes que no tengan claro su futuro a que valoren formarse para trabajar en alguna de estas profesiones tan gratificantes y que pueden solucionar su vida laboral y hacer más feliz la  de los mayores.