PRETEMPORADA

Básquet Coruña - COB: buen partido para crecer

El COB intentará demostrar en Coruña que está listo para competir contra rivales de su categoría

Dani Stefanuto trata de taponar a un jugador del Vitoria.
Dani Stefanuto trata de taponar a un jugador del Vitoria.
Básquet Coruña - COB: buen partido para crecer

El Río Ourense Termal disputa esta noche (20:45 horas) una nueva edición del trofeo Teresa Herrera. Es el invitado de un Básquet Coruña que mantiene viva la llama de un torneo con 32 ediciones a la espalda. Sin el pedigrí de los años 90 en los que Real Madrid, Joventut o Barcelona se medían entre sí o a los mejores clubes europeos. O incluso en los últimos años de la década anterior cuando Sabonis, Petrovic, Radja o Volkov se enfrentaban con selecciones de países que ya ni existen.

El COB repite aparición en un torneo que también tiene en el palmarés, lo ganó en 2011 e intentará traérselo esta noche en el autobús. Aunque sea lo de menos para su técnico, por lógica y por convicción: "Queremos seguir mejorando, seguir haciendo las cosas un poquito mejor y ese es nuestro objetivo". Bien, pero ganar esta noche no vendría nada mal para crecer en confianza y también en ilusión.

Llegan con un problema añadido, la baja de Jhornan Zamora por molestias en la espalda que todavía no asustan pero empiezan a preocupar. "Ya jugamos contra ellos en la Copa y queremos jugar mejor (insiste el técnico cobista) y sobre todo competir, pero lo cierto es que ellos llegan con dos jugadores que aquel día no estuvieron y nosotros seguimos con la misma baja".

García de Vitoria se refiere a Quinton Stephens y a Braxton Ogbueze. Más madera para un Básquet Coruña que pinta muy bien en todos las posiciones y en el banquillo. Los de Gustavo Aranzana tienen plantilla para soñar con lo máximo esta temporada en la LEB Oro y sin la presión de otros para los que solo será válido ese objetivo.

En Marín ya sufrió el COB la facilidad anotadora de Monaghan, Sabin o Pino y los últimos en llegar son más de lo mismo. Puntos y calidad como seña de identidad.

Muy complicado tendrá el COB equilibrar la balanza en un juego exterior donde Zamora da sentido a casi todo. Ott, Rodríguez y Masters tendrán que asumir el peso anotador de un perímetro sin especialistas en el tiro ni anotadores como primera virtud.

Además, el Básquet Coruña tiene centímetros, kilos y contundencia cerca del aro. Ahí el COB tiene más con lo que oponerse. Aunque todavía Rozitis no se haya acercado al rendimiento de la temporada pasada ni Van Wijk esté fino en el tiro de tres puntos que enriquece lo que siempre aporta en defensa y juego más cerca de la canasta. Watson y la progresión de Muratovic tendrán que sumarse al argumentario cobista para competir. Ese es el objetivo: jugar bien y competir. Recibir otro revolcón, aunque lo de menos sea el marcador, ya no sonaría a casualidad.