LIGA EBA

Colado, expulsado del filial

El exjugador madrileño del equipo de Liga EBA vio rescindida su vinculación por violar el régimen interno del club

Deyan Colado, durante el partido ante el ULE León.
Deyan Colado, durante el partido ante el ULE León.
Colado, expulsado del filial

El base madrileño del filial del Club Ourense Baloncesto, Deyan Colado ya no pertenece a la disciplina del club. El motivo, la violación del régimen interno del club, que ha obligado al coordinador de cantera, Diego Seara, a tomar una decisión drástica, expulsar al jugador del equipo.

Seara destaca que "desde el club no podemos permitir que ningún jugador infrinja las normas marcadas. Nos da igual el nombre, estamos aquí para formar a jugadores y por eso tenemos que ser consecuentes.

Deyan ya había sido apercibido y al volver a infringir las normas nos obligó a prescindir de sus servicios. Nosotros tenemos unos valores y nuestra idea de cómo queremos trabajar y eso implica que primero está formar a personas. Me fastidia que el equipo pueda verse afectado, pero no podemos pasar por alto eso".

Una baja importante, que deja al equipo con seis fichas sénior y sin posibilidad de incorporar a un nuevo jugador, dado que el plazo está cerrado desde hace semanas. De todas formas, el coordinador de cantera, debutante esta temporada al frente de la base del COB considera que "evidentemente es un inconveniente grande, pero también considero que los jugadores júnior que están en dinámica del filial están preparados para sumar minutos de calidad".

En la parcela deportiva, la resignación es la premisa con la que debe convivir el técnico del equipo, Alberto Gómez. 

A falta de cinco encuentros por disputar y con la necesidad de vencer como mínimo dos para lograr la permanencia en la Liga EBA, el entrenador ourensano afirma que "es una decisión que entiendo y apoyo. Digo lo mismo que le dije a los jugadores tras confirmarse la marcha de Deyan. Es muy sencillo, lo que tenemos que hacer ahora es subirnos al carro y aportar todos un poco más de lo que estábamos haciendo, no hay otra. Es la oportunidad de otros jugadores de demostrar que pueden suplir a Colado.

Tenemos que seguir compitiendo como hasta ahora. Tuvimos que prescindir de Jamal McGhee y ganamos el siguiente partido y Xabi Arriaga nos dejó a principio de temporada y salimos adelante. ¿Por qué no ahora?".

En lo que incide el técnico es que "la mayor dificultad no es que nos quedemos son tan solo seis jugadores sénior porque tenemos a tres júnior en dinámica del equipo que pueden disputar buenos minutos. La clave pasa por adaptarse a la nueva situación porque no hay tiempo.

Lo que nos va a condicionar es que Colado era un jugador con muchos minutos y los automatismos que teníamos y la dinámica del equipo seguía un camino y ahora hay que modificarlo ligeramente. El objetivo hay que cambiarlo y acortar lo plazos. No vamos a llorar, hay que dar un paso adelante y seguir trabajando". 

Colado, que cumplía su segunda temporada en el filial ourensano deja el equipo con 9 puntos, 2.7 asistencias y casi cinco rebotes por encuentro.