LEB ORO

Cuando el COB juega a ser él mismo llegan las alegrías

El COB es un grupo de trabajadores que obtiene el éxito en base al esfuerzo, no hay otra receta.

Devin Wright tapona un lanzamiento de Uclés.
Devin Wright tapona un lanzamiento de Uclés.
Cuando el COB juega a ser él mismo llegan las alegrías

La rueda de prensa de Gonzalo García de Vitoria al término del partido frente al Prat fue lo mejor del pasado domingo.

Con los puntos sobre las íes, el técnico vasco devolvió a la tierra a un COB en las nubes tras vencer al Oviedo en su feudo, hasta aquel día inexpugnable.

Ayer el Club Ourense Baloncesto volvió a sus fueros, a lo que debe ser. Un equipo de luchadores y trabajadores que bajan a la mina cuando es necesario. En Castellón los ourensanos supieron adaptarse a un partido rápido y con anotación y sumar un triunfo balsámico, uno de esos que devuelve la tranquilidad a la casa.

Cada uno es como es, no hay medias tintas. El COB es un grupo de trabajadores que obtiene el éxito en base al esfuerzo, no hay otra receta.

Quizá exista otro método pero seguramente sería menos efectivo. Si los de García de Vitoria juegan como ayer en la Comunidad Valenciana, se avecina un fin de temporada tremendamente ilusionante.