LEB ORO

El COB obliga a soñar a lo grande

Lleida
Lleida
73
77
COB
COB
Johnson con el balón ante un jugador local
Johnson con el balón ante un jugador local
El COB obliga a soñar a lo grande

En la primera vuelta Roope Ahonen falló un tiro cómodo para ganar el partido y el COB acabó perdiendo en la prórroga. Ayer el escolta finlandés clavó un canastón clave a cinco segundos del final y su equipo sumó la décima victoria en once jornadas. Ganó en Lleida y parece haber entrado en un día de la marmota que pocos en la historia de esta competición pueden contar.

Entre borrascas al COB no deja de brillarle el sol en un momento de la temporada que no olvidará ninguno de sus integrantes pase lo que pase de aquí al final. Ha evolucionado de la impotencia absoluta a sentirse invencible sin ayuda de nadie. A martillo.

Esta vez empezó el partido con la suficiencia del que se siente poderoso y lo acabó con la mano de hierro del que tiene capacidad para ganar sin importarle lo que haga el rival. Así es ahora un COB que ya está virtualmente salvado y que tiene el play off a tiro. Increíble.

Sesteó con la defensa el equipo ourensano en los dos primeros cuartos. Se limitó a cumplir y contó con la coartada de que su 'portero titular' se cargó demasiado pronto con dos faltas. Pero, con o sin Rozitis, dejó una marcha sin meter ahí atrás.

Al Lleida le sirvió para ir casi siempre por delante. Sin brillo, pero con Karena haciendo daño en la zona y con Dukanovic creciéndose con el paso de los minutos. Los locales llegaron a ganar por siete en el segundo cuarto (33-26) y en el tercero (57-50), pero no pudieron nunca dar el paso más. Lo pagaron en el último cuarto.

El COB se puso a defender de verdad y le bastó para ganar. Incluso con varios malos ataques y poco acierto ganó el partido. El Lleida se quedó en 12 puntos en el último cuarto y siete fueron de tiro libre. Como le pasó al Prat hace una semana, no tuvo un solo ataque cómodo en el último cuarto y estuvo los dos últimos minutos sin anotar una canasta en juego (73-72).

Johnson anotó una buena penetración y luego recuperó un balón clave. Roope Ahonen anotó la canasta decisiva a cinco segundo del final (73-76). En el último ataque del Lleida el COB lo dejó sin poder sacar de banda con una defensa marca de la casa. Ahonen no perdonó desde el tiro libre y la undécima al zurrón. Quedan ocho partidos y al COB podría llegarle con cinco victorias para jugar el play off. Quién puede decirle que no.