BALONCESTO

El COB no quiere despertar

El equipo ourensano inicia la segunda vuelta y busca ante el Granada una victoria, la quinta consecutiva, que lo dejaría ya a tiro de la segunda plaza

Davis Rozitis habla con varios jugadores del COB durante el último partido en el Pazo. (X. FARIÑAS)
Davis Rozitis habla con varios jugadores del COB durante el último partido en el Pazo. (X. FARIÑAS)
El COB no quiere despertar

Complicado encontrar en la LEB Oro un partido más parejo de antemano que el de esta tarde en el Pazo (18:00 horas). Río Ourense Termal y Granada clavan el mimo del espejo en objetivo, rendimiento y resultados. Casi hasta en juego son simétricos dos equipos que están en puestos de play off de ascenso mientras hacen cálculos para sellar definitivamente la permanencia.

Los dos superan las expectativas y el ganador se colocará ya a tiro del Huesca peleando por ser el equipo revelación de la liga. Si gana el Granada tendrá premio triple. Añadirá el average particular y un 2-0 para triples empates que, tal y como está la liga, es una pedrea importante. El COB firmaría con sangre el premio simple y el average lo tiene en cinco puntos.

El camino para llegar a la victoria no es muy distinto en los dos equipos. El Granada apuesta por la solidez de una plantilla interminable que, en algunos casos es capaz de combinar elementos que juegan de memoria. Le añade el talento de Josep Pérez, el liderazgo de Guille Rubio y la consistencia de Sergio Olmos. El primero asume tiros importantes por devoción y los dos interiores se complementan en las dos zonas. No son imprescindibles, pero sí serán clave para las opciones visitantes.

En el COB es más fácil predecir a los protagonistas, aunque con el paso de las jornadas siguen reclamando cada vez más protagonismo los secundarios. Masters, Pluta o Muratovic tienen que seguir dando pasos adelante si los de García de Vitoria quieren competir ante rivales de este nivel.

La baja de Sergio Rodríguez limita y condiciona el repertorio del juego exterior y factores tan importantes como el rebote. Clave esta faceta ante el equipo que mejor rebotea en ataque de la liga. El COB no tiene en el perímetro jugadores que puedan compensar esa ausencia salvo que Muratovic empiece a tener minutos en esa rotación. Y ni así.

Los ourensanos juegan con las carta boca arriba. Confían en la sobriedad de Vidal, Ott y Van Wijk y tienen en Zamora y Rozitis los salvavidas a los que recurrir cuando aparecen los problemas. Eso y una defensa que ha demostrado su fiabilidad ante todos los equipos de la liga. No es poca cosa si además se le suma un Pazo que se ha identificado con el equipo desde la primera jornada y que sigue aumentado el aforo jornada a jornada. Esta tarde apunta de nuevo a superarse.