BALONCESTO

El rival del COB: al Cáceres le ha mirado un tuerto

El equipo extremeño ha tenido que reinventarse varias veces esta temporada por la cantidad de lesiones que ha sufrido una plantilla de talento

Guillermo Corrales lanza a canasta en el duelo ante Iraurgi.
Guillermo Corrales lanza a canasta en el duelo ante Iraurgi.
El rival del COB: al Cáceres le ha mirado un tuerto

Las temporadas son dinámicas. Sensaciones. Y mañana en el Pazo se enfrentan dos equipos que llegan en una línea totalmente opuesta: el COB cotiza al alza, el Cáceres está en un bache. Y el motivo de la mala racha de los extremeños se encuentra en la enfermería. Durante toda la campaña, los problemas físicos les han ido mermando, afectando a casi toda la plantilla. Pero en las últimas fechas, un gafe se ha situado encima del equipo que dirige Antonio "Ñete" Bohigas.

La rotura en el ligamento cruzado de su anotador Warren Ward, la fractura en su mano izquierda de Nikola Rakocevic y la baja durante lo que resta de curso de Daniel Martínez son tres (sobre todo los dos primeros) golpes a la línea de flotación de un equipo que miraba al play off, pero que pese a tener el mismo balance (11-15) que los ourensanos, piensa en permanencia.

"Nosotros tenemos la mala suerte de tener tres lesionados en dos semanas. Cuento con 7 profesionales ahora mismo. Y aún trabajando bien, manteniendo la ilusión y compitiendo, vemos que no somos capaces de poder ganar. A Ourense le pasa lo contrario. Hace una serie de cambios, refuerza el equipo y todo cambia. El final de liga será diferente para los dos equipos", apunta el técnico cacereño Ñete Bohigas.

Y hay cierta psicosis. "Lo que intento ahora es que no se me rompa nadie más. Y lograr no tener problemas para lograr la permanencia, porque la gente de abajo está fichando, vienen fuertes y están ganando partidos. Tenemos que estar muy unidos para sacar adelante algún partido que nos de tranquilidad", recuerda Bohigas.

Sin fondo de armario

Mientras, sondea un mercado lleno de limitaciones tanto por los jugadores que pueden encontrar como por las condiciones que le marca la FEB. La Federación les dio en la mañana de ayer el "ok" para sustituir a Dani Martínez. El elegido es el ala-pívot británico Will Saunders, que espera en Cambados su incorporación. 

Mientras, el Cáceres se encomienda a la dirección de Guillermo Corrales, que continúa con su crecimiento; en los puntos de Parejo desde el exterior; o en el juego interior que lideran Jakstas y Grabauskas.

Eso, en principio. Porque si en algo ha destacado el Cáceres esta temporada es en su carácter camaleónico. "Hemos tenidos que reinventarnos durante todo el año. Estuvimos sin Olivier dos meses y tuve que hacer jugar a Dani de base. Perdimos a Corrales un mes y medio y jugué sin base titular. Se lesionó Jakstas un mes y medio, obligándome a colocar a Ward de ala-pívot. Luego pierdo a Ward y a Rakocevic", enumera el preparador de los extremeños. 

Teniendo en cuenta la cantidad de efectivos que han visitado la enfermería, el Cáceres ha perdido alegría en su juego. "Nosotros antes de esta circunstancia éramos un equipo de mucho ritmo, con tiros de tres puntos, pero ahora solo me queda un alero (Parejo). Todo ha cambiado. Tenemos que jugar de forma diferente. Controlar el tempo del partido para jugar con más calma y a menos posesiones".
Es el nuevo "traje" del rival del COB. La puesta en escena, mañana en el Paco Paz.


Ñete Bohigas


Un clásico. Así es Antonio "Ñete" Bohigas en Cáceres. Aterrizó en el club verdinegro en la temporada 2013-2104 y continúa aplicando su filosofía. En los mejores momentos apeló a mantener "los pies en el suelo". Ahora, inmersos en una mala racha llegará a Ourense para definir sus objetivos.


Luis Parejo


En el duelo que se disputó en tierras cacereñas, en el mes de noviembre, el escolta Luis Parejo fue el jugador más valorado de los extremeños. Un aviso para navegantes. Ahora, con la plaga de lesiones en la plantilla, todavía debe dar un paso adelante más. Un peligro constante desde más allá de la línea de tres puntos.


Will Saunders


Para paliar la falta de efectivos, el Cáceres tiene a un refuerzo a pocos kilómetros de Ourense. El elegido es Will Saunders, ala-pívot internacional con Gran Bretaña que juega en Cambados en LEB Plata. Con 27 años y 2,01 centímetros de altura, tendrá que funcionar desde el primer momento.