ZONA COB

Si falla un instrumento, 
la orquesta se resiente

El Lleida supo esperar su momento. Dosificó mejor las fuerzas y aprovechó cuando las circunstancias le sonrieron.

Los aficionados cobistas, siempre animando.
Los aficionados cobistas, siempre animando.
Si falla un instrumento, 
la orquesta se resiente

Inicio prometedor, desenlace negativo. Así fue el duelo entre el Río Ourense Termal y el Lleida. Los cobistas son un bloque, unido y compacto. Pero si están al completo (o casi, al menos). Cuando todos los músicos tienen sus instrumentos afinados, la melodía es un placer para los oídos. Pero cuando falla uno, se nota. Mucho. La ausencia de Watson lo desequilibra todo. Pero lo mismo pasaría con la baja de Rozitis o Zamora. Se ganó en Castellón, por lo tanto no es una máxima absoluta. Pero en el grupo de soldados que prepara Gonzalo García de Vitoria, cuando uno se queda atrás, el resto lo acusa.

El Lleida supo esperar su momento. Dosificó mejor las fuerzas y aprovechó cuando las circunstancias le sonrieron.

Una batalla en toda regla, con final desagradable. Hay que saber ganar y perder. Regusto amargo en el Pazo en una de esas noches que se tuercen. Toca pensar en la siguiente función de los ourensanos.