ANÁLISIS

¿No fue el final esperado? Bastante fue el terminar

Esta despedida en el Pazo es un fastidio. Por el resultado, por el juego y por la imagen. Pero no deberíamos enfadarnos mucho. Porque el COB ya parece quedarse sin gasolina, ni frenos, y lo más difícil ya está hecho. Y fue muy, muy, muy difícil.

Último balón de la temporada en el Paco Paz.
Último balón de la temporada en el Paco Paz.
¿No fue el final esperado? Bastante fue el terminar

Esta LEB Oro está tan loca que puedes comenzar con 14 derrotas en 15 partidos y no descender, ganar 11 de los 12 siguientes sin perder la amenaza del descenso  directo y asegurar la permanencia con una derrota.

No es lo más recomendable si usted padece de problemas cardiacos, pero es lo que hay. Con este equipo se vaciló a los tres primeros equipos de la Liga y se perdió contra el colista. No busquen una explicación lógica.

Bueno, si se empeñan, quizá podríamos argumentar un más que posible agotamiento físico y relajación mental tras el esfuerzo demostrado durante la increíble reacción del equipo de Gonzalo García, cuando nadie daba un euro, ni siquiera un céntimo, por este alivio. Una jornada antes del final de la competición.

Esta despedida en el Pazo es un fastidio. Por el resultado, por el juego y por la imagen. Pero no deberíamos enfadarnos mucho. Porque el COB ya parece quedarse sin gasolina, ni frenos, y lo más difícil ya está hecho. Y fue muy, muy, muy difícil.