LEB ORO

Este Granada es cosa seria

El Río Ourense Termal recibe mañana, en el primer partido de la segunda vuelta, a uno de los equipos más fiables y que mejor juegan de la liga 

Guille Rubio, jugador del Granada. (ALFREDO AGUILAR)
Guille Rubio, jugador del Granada. (ALFREDO AGUILAR)
Este Granada es cosa seria

El Río Ourense Termal estrena la segunda vuelta en casa. Recibe mañana en el Pazo (18:00 horas) a un Granada con el que comparte estilo de juego, objetivo, momento de forma y hasta resultados. Dos históricos del baloncesto nacional asentados en la zona de play off de ascenso a la Liga ACB, con la defensa como cimiento y la permanencia todavía como meta. 

Después de 17 jornadas y más de 1.200 minutos jugados los separan dos puntos en el balance general. Mimetizados al detalle. La diferencia en la ida fueron cuatro puntos y tal y como está la liga el average particular no es premio menor. 

El Granada regresa al baloncesto profesional con un club nuevo tras la desaparición por deudas del que militara en ACB durante una década. Esta vez sin comprar plazas ni pájaros en la cabeza, desde abajo y sin prisas. Un camino de cinco años que lo tiene ya en la LEB Oro y compitiendo con los mejores.

Pablo Pin ha tenido la valentía de apostar por la base del ascenso y un equipo solo de nacionales. Tiene además el mérito de hacerse sentir importantes a todos los jugadores en una plantilla de 12 sin ayuda de partidos de Euroliga ni otros derivados. Y no es sencillo.

Esa es la clave del Granada. Un equipo con un notable sostenido desde la primera jornada y sin jugadores subrayados con fluorescente. Cuesta encontrar alguno entre los más destacados en nada, pero no hay ninguno que no sea importante en casi todo. En el rival del COB defienden todos y anotan la mayoría.

Una retahíla interminable de subalternos sin dependencia de nadie. Corts, De Cobos, Marín, Rodríguez, Pardina o Almazán (que apunta a baja mañana) en el perímetro. Wright, Bortolussi e Iriarte más cerca del aro. Su aportación es tan importante como la de Guille Rubio, Sergio Olmos o Josep Pérez. Lo más destacados en el papel y en el parquet.

El Granada aspira al play off desde la intensidad, el orden y la pizarra. Un equipo muy trabajado, en el que se notan en cada partido la preparación previa y las alternativas defensivas. Siempre exigente en el uno contra uno, en las ayudas y en el rebote en los dos aros.

Sin especialistas ni mucho acierto en el perímetro es capaz de competir desde la continuidad. Sin músculo es una de las mejores defensa de la liga.

Esfuerzo, intensidad y buen juego. Granada y COB avisan de un partido para disfrutarlo. Con dos de los equipos más serios y que mejor juegan de la LEB Oro y dos candidatos a equipo revelación de la liga. El que gane estará un poco más cerca de su objetivo. Ambos insisten en decir que todavía es la permanencia.