LEB ORO

¡Cómo está la liga!

Quedan seis jornadas y está todo más igualado que nunca y con el COB en medio del entuerto

Varios jugadores de COB y Huesca siguen con la vista un balón suelto.
Varios jugadores de COB y Huesca siguen con la vista un balón suelto.
¡Cómo está la liga!

A seis jornadas para el final no hay nada que asegurar en una LEB Oro que nunca decepciona. Falta conocer quién asciende directamente, quienes se pelearán en la otra plaza en el play off y qué dos equipos descenderán.

 

 

Hasta ahí lo que ya se sabía cuando se firmó el acta del formato de competición (si alguien lo hizo). La historia empieza cuando el listado de candidatos a cada uno de los objetivos tiende a infinito.

De arriba a abajo. El Gipuzkoa es un permanente 'ya caerá' que ha pasado a 'cuidado que no falla' y que ya acaricia el ser favorito indiscutible a recuperar la plaza en la ACB a la que renunció voluntariamente el pasado verano. Además, su calendario no tiene mala pinta.

Si no es el Gipuzkoa, puede ser un Burgos sin aspavientos durante toda la temporada, el Palencia fiable de siempre y un Breogán que cuando juega bien no tiene competencia, pero el menos fiable de los cuatro. Cuatro para una plaza.

De ahí para abajo viene la pelea por la siguiente posición, la que otorga el favor pista en la primera ronda del play off. El Oviedo lo tiene cerca pero va de más a menos desde que ganó la Copa, el Coruña tiene plantilla como el que más para ascender y el Melilla más de lo mismo.

El COB

La frontera entre aspirar a una cota ambiciosa y la de clasificarse a secas para el play off la marca el COB, que hoy es séptimo. Suena a poco para el Palma o todos los anteriores, pero a sobresaliente rotundo para los ourensanos. Si ganan el viernes en Logroño lo tienen hecho.

El calendario de los de García de Vitoria es para temblar. Juegan contra tres candidatos al ascenso directo (Burgos, Palencia y Breogán), uno que se juega la vida (Rioja), un rival directo (Lleida) y uno que quizá no se juegue nada para entonces (Cáceres). Mal negocio de no ser que el COB juega mejor cuanto mejor sea el contrario. Lo de los averages es otro capítulo, aunque ahí tampoco salen mal parados mientras no se dejen los 16 puntos que tienen de ventaja sobre el Lleida.

Palma y precisamente el Lleida tienen otro partido directo en el que quizá se aclare un poco más lo que hoy solo se elucubra.

Cáceres entregó la cuchara el domingo en Mallorca, el Araberri llegará a la meta por la inercia de ir cuesta abajo, Castellón lleva en tierra de nadie desde que empezó y el Prat solo puede complicarse la vida si quiere.

El descenso

Para evitar el descenso quedan tres equipos y medio. El medio es un Barcelona al que le quedan horas en esa pelea. Suma seis victorias seguidas.

Huesca, Rioja y Marín. Tres para dos plazas. El Marín necesita un milagro y se aferra al average que tiene con el Huesca, aunque lo condena el del Rioja. Resumiendo, tiene que ganar cuatro de los seis partidos que le quedan y rezar.