ANÁLISIS

Primeros síntomas de fatiga en el COB

El COB de las once victorias en doce partidos encajó la segunda derrota consecutiva y reduce sus posibilidades de clasificación en la fase de ascenso

Primeros síntomas de fatiga en el COB

Domingo por la tarde, clima inestable, sin partidos de fútbol que involucren al Real Madrid y al FC Barcelona. COB en buena racha, aspirante a clasificarse en la fase de lucha por el ascenso. Día propicio para una buena asistencia de público en el Pazo Paco Paz. Los cálculos se cumplieron.

Faltó el COB de otras citas, el que ya dio muestras de flaqueza -o de exceso de confianza- cuatro días antes contra el Melilla. Porque el Castelló llegó con su estilo habitual de ritmo rápido, defensa intensa y reparto de puntos.

El equipo de Gonzalo García funcionó a rachas durante la primera parte. Al comienzo de la segunda se descompuso. Trist, Uzas, Ahonen, incluso el casi siempre perfecto Rozitis, estuvieron por debajo de su nivel. La defensa y el cierre del rebote se resintieron. Las dudas en ataque, la mala selección de tiro y el pésimo acierto desde la larga distancia también fueron un lastre que el rival aprovechó. Sí, quizá Nkaloulou y Gatell no eran los esperados para decidir el partido. Buena muestra de la enorme calidad que atesora este vinculado al Villarreal de fútbol.

El COB también protestó un arbitraje que entendió perjudicial, personalizado en uno de los colegiados. Bien podrían éste y el técnico local, Gonzalo García, sentarse en una mesa -al más puro estilo de algún programa de televisión- y limar asperezas con un buen vino.

Puede que no termine en sincera amistad, pero podría ser positivo para un próximo partido. Arrieros son y en el camino se encontrarán.