DERBI GALEGO

El COB se hace gigante en el derbi

COB
COB
79
67
BREOGÁN
Breogán
El COB se hace gigante en el derbi

El COB volvió a ganar. Van tres seguidas y está a una de los puestos de permanencia. ¡Manda narices! En menos de un mes ha estado de muerto y enterrado a permanentemente de parranda.

Su resurrección la confirmó ganando con mano de hierro al Breogán. No dio opción alguna al líder de la LEB Oro y le ganó con totalmente merecimiento. Estuvo más intenso, defendió mejor, tuvo más acierto y, lo más importante, jugó mejor al baloncesto.

García de Vitoria¬Cía maniataron al Breogán desde la defensa. Negaron los tiros cómodos con un gran trabajo de ayudas y llevaron poco a poco el partido a donde quería. Confiando en el juego a la carrera de Reggie Johnson, pero casi siempre desde la colectividad y la paciencia. Con juego interior y con amenaza exterior. Un COB que cada vez que encontró acierto desde la distancia abrió brecha.

Muy superior

El Breogán, un equipo que promedia más de 87 puntos por partido, no fue capaz de encadenar tres buenos ataques consecutivos. Siempre incómodo, punteado, nervioso e intimidado. 

Cuando se puso por delante en el marcador el COB empezó a volar. Confirmó que ha olvidado los miedos y que tenía mucho más baloncesto dentro del que parecía.

Manzano fue líder al principio y al final y Trist por momentos estuvo infalible. Mandaron sobre pares de máximo nivel en la liga.

Como Uzas, Ahonen y Zamora contra un perímetro lucense que solo anotó con comodidad cuando pudo correr. En el juego estático no hubo partido, el COB fue insultantemente superior.

Reventó el partido en el tercer cuarto y lo supo retener. Cuando el miedo apareció en la grada lo disipó con un triple de Zamora, un canastón de Manzano, una 'bomba' de Johnson y la sentencia de Uzas.

Una victoria que hace pensar en una segunda vuelta ilusionante por el triunfo en sí, pero sobre todo por el juego con el que la consiguió y porque parece seguir creciendo. Sigue siendo el colista de la LEB Oro, pero el viernes dejará de serlo si gana en Logroño. La de ayer vale doble en la grada, la de próxima jornada podría valer hasta triple en la clasificación.

El COB ha iniciado la remontada más complicada y, como en los partidos, le falta lo más difícil, culminarla.