LEB ORO

¿Quién no cree en los Reyes?

La segunda victoria consecutiva del COB desata una ola de optimismo y esperanza antes del comienzo de la segunda vuelta liguera

La afición en el partido de Leb Oro entre el Ourense Río y el Huesca.
La afición en el partido de Leb Oro entre el Ourense Río y el Huesca.
¿Quién no cree en los Reyes?

Estaba el COB tan inmerso en su espiral depresiva, que la llegada de dos jugadores diferentes entre sí -el explosivo Zamora y el sobrio Rozitis- han supuesto un espectacular cambio de actitud, contagiado al público ourensano.

Jhornan -que no es Jordan, aunque lo parezca- Zamora. Davis Rozitis. ¿Dónde estábais? ¿En Lleida y Chile? Esta es vuestra casa. Ambos llegan con oro, incienso y mirra. Carácter, puntos y optimismo para arrastrar de la mano a Reggie Johnson, a Manzano, a Uzas, a Moreno. Incluso a Trist, a quien algunos ya apodaban "triste" y contra el Huesca pareció más contento que Johnson al contraataque.

Con nuevos aires en el Pazo, un equipo tan correoso, rudo y competitivo como el Huesca, acomodado en la zona media de la liga, no pudo adelantar al COB en ningún momento del partido. Es un buen síntoma de recuperación. Las derrotas de rivales directos favorecen ese ambiente de esperanza.ç

¿Quién no cree ahora en los Reyes Magos? ¿Quién se atreve a rebajar la ilusión de los aficionados?

La realidad. El cambio del COB es palpable, pero sigue a la cola de la clasificación, a dos victorias del siguiente peldaño. Si antes no nos cortamos las venas, ahora no deberíamos descorchar botellas de champán, francés o catalán. El reto sigue siendo formidable para el equipo de Gonzalo García. 

El primer paso es firme, sí. El suelo no se hunde. Pero el camino es largo y duro. Acompáñenles.