LEB ORO

Un recuerdo para aquellos que estaban en diciembre

Aquellos que no se bajaron del carro del COB porque nunca lo harán, festejan ahora las victorias

Reggie Johnson se fotografía con la afición.
Reggie Johnson se fotografía con la afición.
Un recuerdo para aquellos que estaban en diciembre

Mis respetos a aquellos que, con frío, lluvia y un equipo en caída libre continuaron yendo al Pazo con aquel balance de 1-14. Y si además, en ese momento, creían en la permanencia, doble dosis de respeto. Porque ahora las cosas han cambiado. Radicalmente. 

Tampoco digo una genialidad. Pero no solo en los números. Sería muy evidente. Son las sensaciones lo que realmente importan. Un Pazo con un aspecto de gala, los aficionados enchufados al máximo y un final no acto para cardiacos. Ahora la moneda sale cara. Por merecimiento propio. El equipo mira a la cara a cualquiera. En el Paco Paz el líder y el segundo hincaron la rodilla. 

Son alegrías para los sufridores. Aquellos que no se bajaron del carro porque nunca lo harán. El COB resurgió de sus cenizas. Y allí estaban para verlo los que nunca fallan. Ni cuando ver la luz al final del túnel era casi una cuestión de fe.