Safety Car

Trenes que pasan y miedos que atenazan

Trenes que pasan y miedos que atenazan

En los últimos días, después de ver con cierta envidia (sana, por supuesto) como San Pablo Burgos tiene ya ¡6.500 abonados! de cara a su año de debut en la Liga ACB y los medios nacionales, tanto en papel como en internet, han publicado la llegada al COB del joven Verners Kohs como cedido procedente del Obradoiro de Santiago, me he parado a pensar en qué se le pasará por la cabeza a todos aquellos que por desidia, miedo o dios sabe qué, dejaron pasar el tren de la máxima categoría.

Dicen que los trenes pasan solamente una vez y algunas ocasiones, no muchas pero tampoco pocas -como diría Iván Ferreiro en su Pensamiento Circular - creo que nos hemos quedado unos cuantos en el andén, atascados en una cola que encabezaban gente con demasiadas dudas y poca visión de futuro.

Porque de eso se trata el deporte, de proyecto y de futuro. La repercusión de un equipo de élite para una ciudad es innegable, al igual que un buen festival de música o un ciclo de teatro con los mejores actores del momento.

Invertir en la provincia es pensar en el futuro de la misma y sus habitantes. Negar la evidencia es lo más grave.

La ACB, que ahora volvemos a ver tan lejana, fue una realidad rentable y dinamizadora de la provincia. 

Ahora, esperando de nuevo al tren en la estación, el proyecto del COB vuelve a tomar forma. Habrá que comprar un billete, quién sabe si se iniciará un bonito viaje al final de esta temporada.