El vino, mejor en buena compañía
MIGUEL ÁNGEL
CRÓNICA

El vino, mejor en buena compañía

Para apreciar un cuadro de arte, hay que detenerse a observarlo detenidamente. Del mismo modo, para catar una copa de vino, es necesario parar, concentrarse y apreciar sus matices. Y si es en buena compañía, mejor.