El último traje

El preestreno de la película "El último traje" dirigida por Pablo Solarz, nos trae algo que trasciende ser una historia más del Holocausto, pues libre de exceso de escenas alusivas al horror, narra la historia íntima de un hombre que volvió de él y que desde su vejez abre los ojos y la mente para mostrar que, cuando el ánimo es tenaz y la determinación absoluta no hay obstáculos para agradecer a la vida, regresar a la escena de la juventud truncada y hacer una de las cosas pendientes más importantes, una de esas cosas para las que nunca antes hubo tiempo. 

Con Miguel Ángel Solá, como protagonista y Ángela Molina, Martín Piroyansky, y Natalia Verbeke como actores principales, se nos habla sobre la amistad con un mensaje de calado universal a través de un hombre sencillo que desde su sencillo entorno realiza un duro viaje para poderse encontrar con alguien y consigo mismo dirigiendo las riendas hacia donde nadie ni nada pueden cortarle el camino.

Pocas veces en una cinta de factura hispanoparlante podemos escuchar hablar en ídish (lengua de los judíos asquenazíes) nota que junto a la impactante teatralidad del protagonista y a la excelente dirección convierten el film en una muy grata experiencia.