Imprimir

La cifra de manadas de lobos tiende a crecer en Ourense

La Región | 31 de Agosto de 2015

Un momento de la visita guiada al
Un momento de la visita guiada al "foxo do lobo" de Guende, rehabilitado este verano en Lobios.

Con el censo provincial de lobos aún sin publicar, los últimos datos oficiales (2002) hablan de entre 59 y 70 grupos familiares en toda Galicia, que suman unos 600 ejemplares.

Las características genéticas del lobo, su evolución y los programas de conservación en Galicia centraron el fin de semana en Lobios la jornada de divulgación sobre la especie organizada por el Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés. "Conservación e temática do lobo" fue el título de la conferencia impartida por Pedro Alonso Iglesias, biólogo que lleva más de 25 años estudiando a los lobos, los últimos cuatro en el Macizo Central. "A situación do lobo na provincia é, salvo momentos puntuais e áreas concretas por episodios de uso de velenos, estable", aseguró Alonso Iglesias.

Con el censo provincial de lobos aún sin publicar, los últimos datos oficiales (2002) hablan de entre 59 y 70 grupos familiares en toda Galicia, que suman unos 600 ejemplares. "En Ourense habería unhas 25 manadas. É posible que dende o 2002 ata agora, producírase un lixeiro incremento dado o volume das manadas da zona onde traballamos. Pero non é moi significativa", matizaba Alonso, que también expresó sus dudas con el tamaño medio de los grupos familiares y manadas que se utilizó en los últimos censos. "Nos últimos catro anos colocamos cámaras fotográficas no Macizo Central para investigar os lobos e determinar o número de familias e as camadas. A partir deses resultados, podemos avanzar que se está empregando un número medio de grupos familiares erróneos", dijo Alonso, que cree una manada está compuesta por siete u ocho lobos, y no entre ocho y once como se estimó en el último censo.

Perseguir la picaresca

El estancamiento de la especie, entienden los expertos que este fin de semana se han reunido en la sede del parque ourensano, está directamente relacionada con la problemática social que lleva al uso de lazos y venenos para acabar con las manadas. Algunos de los factores que impiden, indirectamente, la evolución de la población de lobos serían, según Alonso, la falta de sistemas de protección contra los lobos en algunas explotaciones ganaderas y los retrasos a la hora de sufragar los daños provocados por los ataques. "É preciso desenvolver e aplicar plans de fomento de medidas preventivas: cans adestrados para o coidado das ovellas, cabras e vacas en extensivo e dotar dun orzamento dimensionado á realidade que, supoño, permitiría axilizar os pagos por danos causados polo lobo", recomendó.

En este punto, expertos como Alonso subrayan la importancia de perseguir y condenar la picaresca de algunos ganaderos. "Para a harmónica convivencia é necesario apoiar aos gandeiros, algo que non se está a facer co plan de xestión actual. Pero tampouco se poden pagar danos que non son de lobos", dijo.

Durante la jornada también se hizo hincapié en desterrar la creencia de que se practican sueltas de lobos para incrementar la población. "Non hai criadeiros , nin quen se dedique a iso", apuntó Alonso, que explicó que la aparición de una manada nueva obedece a la necesidad de los cachorros jóvenes a dispersarse del grupo para formar su propia familia en otro territorio.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección http://www.laregion.es/articulo/baixa-limia/cifra-manadas-lobos-tiende-crecer-ourense/20150831081459565012.html


© 2017 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons