Imprimir

Xinzo se reboza en fariña y abre un mes de troula

La Región | 10 de Febrero de 2019

La praza Maior limiana vivió la primera jornada festiva del ciclo del Entroido: el domingo "Fareleiro". Una fecha para disfrutar, guerrear usando la harina como munición y abrir boca para un mes lleno de eventosy fiestas únicas

"Veña, que xa están a amasar o pan!" nos dice un lugareño a los rezagados que apuramos para llegar a tiempo a la praza Maior: es mi primer domingo "Fareleiro", la segunda cita del Entroido limiano, y una de las más tradicionales, esas que le confieren su verdadero carácter "enxebre". Tres normas básicas: "roupa vella, un gorro e gafas" y "un saco de fariña". No cumplo ninguna, por eso de que aun soy un poco vergonzosa para estas cosas del Entroido, pero "¡malo será!". 

Por el camino, cuando diviso a lo lejos la gran nube blanca que anticipa la batalla campal, cambio de opinión "¿qué vergüenza?". Después de una "paradita técnica", salgo del chino de la avenida de Madrid con "maxi" gafas naranjas, un chubasquero enorme, una máscara para no morir por inhalación de polvo y concienciada para meterme en faena, en los dos sentidos de la expresión. 

Lo primero que pienso al llegar es que dudo mucho que mañana pueda haber pan en algún establecimiento de Xinzo, pues toda la harina de los supermercados está esparcida por la praza Maior: kilos y kilos se amontonan por el suelo, se suspenden en el aire y hasta se pegan en los cristales de los establecimientos del entorno, muchos de los cuales han decidido cerrar por aquello de no tener que invertir en un equipo de limpieza lo que puedan facturar a mayores en un día como el de hoy. 

Dejo de pensar pronto, cuando recibo el primer "fariñazo", así sin anestesia: "¡a por ella!", escucho -me dura poco eso de estar impoluta, porque llamo la atención entre los que están hasta arriba de polvo-. Y es que el Entroido de Xinzo es para vivirlo desde dentro, no para ser un mero espectador, ¡ya se encargan los limianos de eso!. 

¿Y las indumentarias?, de lo más variopintas. Nunca un "outfit" para resistir a una batalla de "Fariña" -gafas de natación, gorros y monos incluídos- dio tanto de sí: alguno parece que va a nadar los 50 metros libres, otros a realizar un trabajo de laboratorio y alguna está preparada para un ataque nuclear. Tampoco faltan los recién llegados de la siembra de patatas: mono y gorro de "Biona", ¡imprescindibles!. 

Los reporteros gráficos inmortalizan la guerra de harina. La mayoría de ellos ya se han curtido en batallas anteriores pues vienen con sus equipos plastificados hasta el último milímetro y tan sólo dejando al descubierto la cara del objetivo. 

Mientras tanto, la música tradicional de los "gaiteiros" que ponen la nota musical a la tarde por el centro de la villa, se funde con los altavoces que vibran en los pocos locales que se han animado a abrir sus puertas -no sin antes proteger con plásticos todo el mobiliario de sus negocios- con los "greatest hits" entroideiros: desde el Caribe Mix 2005, pasando por el Carnaval de Georgie Dann o el clásico más clásico de todos los clásicos en estas fechas: Paquito el Chocolatero. 

Todos, niños y mayores, disfrutan de la primera parada del ciclo limiano, que este año ha estrenado su categoría internacional. Lo hizo por todo lo alto, con una congregación de público nunca antes vista en la plaza Carlos Casares durante  el "Petardazo". 

Sin embargo, esta condición no parece haber cambiado en absoluto su naturaleza: el ser una festividad tradicional, un hecho que se pone de manifiesto en jornadas como la del domingo Fareleiro. El tiempo acompaña y por delante queda un mes para disfrutar de uno de los mejores Entroidos del mundo.


Próxima parada del entroido limiano: el Domingo Oleiro


La próxima cita del Entroido limiano será el 16 de febrero, con el "Colgamento do Meco" en la praza Maior, al que seguirán los conciertos de las formaciones Tiruleque y Pelepau. Bien entrada la madrugada habrá foliada "ata que o corpo aguante". El domingo, día 17 de febrero, será el turno para otra de las citas más tradicionales del ciclo: el "oleiro". El juego comenzará a media mañana, siendo protagonistas los más pequeños. Por la tarde le tocará a los mayores. O Fiadeiro, Melidaos, Tanto nos ten y Abobriga pondrán la música. 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/a-limia/fareleiro-toma-plaza-mayor-xinzo/20190210174234853716.html


© 2019 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons