Imprimir

El padre del bebé muerto en Ourense: "Cuando fui a verlo tenía los ojos negros, ya no respiraba"

Redacción | Ourense | 14 de Marzo de 2019

Adrián S.M., en la entrada del juzgado
Adrián S.M., en la entrada del juzgado

Reconoce que rompió una costilla a su mellizo al reanimarlo para que respirara

Los padres del bebé de dos meses que falleció el pasado día 4 en la vivienda familiar, un día después de que su hermano mellizo ingresara con una costilla rota en el CHUO, aseguran que no hicieron ningún tipo de daño a sus hijos, que los querían y cuidaban. "No les faltaba de nada", dicen, y argumentan que se turnaban de noche para cuidarlos. "Me tocaba dormir a mí y, al escuchar el grito de mi mujer, cuando fui a ver al niño tenía los ojos negros, ya no respiraba, no había forma de salvarlo. No sé que pasó", apuntaba el padre, Adrián S.M.

La muerte se produjo cuando su hermano mellizo llevaba horas recuperándose de una costilla rota en el Servicio de Pediatría del CHUO. El padre desvincula los dos casos y considera que es una trágica "casualidad". "La costilla se la rompí yo, lo noté, al intentar reanimarlo. Su madre me vino con él muy pálido, no respiraba y le hice las maniobras porque sé hacerlas, aunque no soy un experto, pero logré que respirara", apuntó al tiempo que le caían las lágrimas por la mejillas. La pareja se mostró este jueves destrozada. Ambos acudieron al edificio judicial de O Couto para conocer los resultados de la autopsia practicada a su hijo fallecido.  

Adrian S.M. residía hasta hace unos meses en Nigrán, donde nacieron el pasado 3 de enero los hermanos. Se trasladaron a Ourense, pero recalcaba que quería marcharse. "Nos tienen muy machacados", apuntaba el padre, que reconoce que hubo un tiempo que coqueteó con las drogas, pero "estoy rehabilitado y quería a mis hijos", lamentaba. 


Que se lo entreguen a una hermana suya que lo cuida


El caso está siendo investigado por la Policía Nacional, que remitió las diligencias al Juzgado de Instrucción 1 de Ourense, donde se está a la espera de que concluyan todas las analíticas y se realicen los correspondientes informes. Este jueves, no había investigados en la causa.  El único informe es la  autopsia, que descartó signos de violencia, pero  tampoco establece causa, que se atribuyó a muerte súbita. Los progenitores pueden visitar al otro hijo  en el CHUO, pero en presencia de personal sanitario -la medida fue adoptada por el juez-. La Xunta tiene la tutela y  Adrián S.M. pidió que se lo entreguen a una hermana suya.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/ourense/padre-bebe-muerto-ourense-cuando-fui-verlo-tenia-ojos-negros-respiraba/20190314224154860313.html


© 2019 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons