La progresión en España es imparable

La progresión en España es imparable

Se presenta una NBA más apasionante que nunca. Por un lado por la rivalidad Warriors-Cavaliers y por otro porque nunca hemos tenido tantos representantes en la liga.

La progresión de la NBA en cuanto a la instalación en el corazón, en el imaginario, en la vida de la gente aquí en España es imparable. La NBA es un modelo de competición casi perfecto y siguen reclutando los mejor de todas las ligas. Y puede ir a peor los próximos años porque tienen intención de reforzar la Liga de desarrollo y ampliarla a 30 equipos. Quizá no quiten más jugadores pero sí que los jugadores americanos que no entren en la NBA complicará más que vengan a Europa.

Todo el mundo piensa en los Warriors como claros favoritos porque ya sin Durant fueron el mejor equipo de la historia en la liga regular pero afortunadamente el deporte no es un juego de managers en el que vayas sumando jugadores y cada vez seas mejor.
La NBA es una competición bastante más abierta que cualquier otra pero cuesta visualizar a equipos como alternativa a Cleveland en el Este pero en el Oeste están Spurs, Clippers o Blazers como equipos a vigilar.

He podido vivir en los últimos 20 años la evolución de la NBA en España y ya necesitaríamos un análisis más profundo de porqué acabamos viendo las series y las películas, escuchando la música o comiendo lo que viene de Estados Unidos. Es una liga en la que nada es casual, en la que caminan sobre seguro. Acaban de firmar un contrato televisivo de 26.000 millones de dólares. Queda claro que esta liga va muy bien.