Marshall se ha vuelto español

Si Berlanga resucitase seguro que querría rodar una nueva película en Ourense.  Sería un remake de su Bienvenido Mr. Marshall, pero en clave nacional; en el nuevo guión no vendrían los yanquis a prometer inversiones que nunca habrían de llegar, sino que serían...

Papá, no vengas más

Ojalá te des por aludido al leer esto. Ojalá me pares por la calle algún día y me digas, casi ofendido, que «no es para tanto», eso querrá decir que te han irritado estas líneas, aunque cueste mucho creer en tu capacidad de raciocinio, visto tu comportamiento...

El respeto obligado y demás crítica

Toda decisión del poder ejecutivo está sometida a crítica, faltaría más; sea un acuerdo del Consejo de Ministros que entendemos perjudicial o injusto, sea esa decisión ministerial que creemos arbitraria, cualquiera de ellas merece nuestra censura. La individual y la...

Madre tirana

Los recursos de la administración de justicia siempre han sido muy limitados: fuera cual fuera el color del gobierno de turno, nadie hasta ahora se planteó en serio acometer una auténtica modernización de la justicia para hacerla más ágil y eficaz. La carencia de medios...

Amada Inteligencia Artificial

Hola soy Samantha, peso 40 kilos. Tengo los ojos verdes, una larga cabellera de color castaño, y mis medidas son 90-55-90» Así, leído de corrido, se podría pensar que estamos ante un anuncio cualquiera de oferta de servicios sexuales, inserto en la sección de Contactos de...

Reencuentro

Cuando ella lo vio en la calle a lo lejos reconoció al instante su figura. Cómo no recordarlo, cómo olvidar sus anchas espaldas, su pelo calculadamente desordenado, el ademán de sus brazos al caminar, sus largos pasos. El transcurso del tiempo difícilmente puede borrar el duende...

Penes y vulvas

Los niños tienen pene», dicen en Hazte oír. Los niños tienen pene. Si tienes un niño, ponlo delante del espejo. Haz que se lo mire bien, que se reconozca bien su pingajo. Eso es un pene, niño. Repíteselo muchas veces, por si acaso cuando crezca se le olvida o se le da...

Chulos baratos de discoteca

Al frente de este tugurio de mierda (bailódromo Caña Dulce, en el barrio de la Sagrera de Barcelona) seguramente están uno o varios tipos babosos, de pelo grasiento y mirada lasciva, que pese a su imbecilidad se creen los putos amos por regentar un local nocturno de copas en una gran ciudad...

Lección de valores

Casi todos los fines de semana nos toca a muchos padres ir a ver los partidos de nuestros hijos menores. Fútbol, baloncesto, balonmano, voleibol…, da igual, el sábado o el domingo las gradas de polideportivos y campos de fútbol se llenan de padres que vemos ilusionados las evoluciones de...

Teléfono rojo (o no)

Es ahí la Casa Blanca? ¿Está el presidente? Que se ponga (tras una espera de cinco minutos) ¡Donald Trump, oh, encantado de hablar… with you, je, je, je! Soy Rajoy… (Silencio. No hay respuesta; insiste en tono más alto) ¡Soy Rajoy Brey!... ¿Cómo...

La luz y demás sinvergüenzas

Hay ocasiones en que uno no sabe de qué escribir; buscas y rebuscas, pero no aparece nada. Al menos nada que merezca la pena narrar. Es entonces cuando nace la angustia de quien ha de entregar el examen en cinco minutos y tiene la hoja en blanco; al final, es cierto, el artículo sale y llega a tiempo...

Para uno que hace lo prometido...

En Twitter uno se encuentra comentarios de todo tipo; es imposible escrutar todo lo que en él se ventila, aunque es cierto que si un personaje «público» comete algún desliz, o se le va la mano, o se calienta en un momento dado y dice (teclea) lo que no pensó unos segundos...

Excesos monárquicos

Soy republicano, vaya ello por delante; lo curioso del caso es que a medida que uno va cumpliendo años (los 51 están ahí, a la vuelta de un trimestre) más se enraíza ese sentimiento político. Quiero decir que en los años 80 era común entre no pocos...

Divórciate on line (que ya te asesorarán otros)

Decenas de documentos que revisar, tanto de índole personal como patrimonial; tres, cuatro, veinte entrevistas —vamos, las que haga falta— en el despacho para calmarlos, para decirles que, bueno, que si eso es lo que han decidido lo mejor es comportarse de la manera más civilizada posible;...

Cajas de colores

En el salón están las cajas de regalos. Son de diversos colores, y cada color tiene un significado que es fácil deducir. En la orejera está la caja verde. La de la esperanza, pueden imaginar. Esperanza en que este planeta no se vaya a la mierda por la sinrazón de unos y otros; en...

Ilusión

Sentado en el banco del parque, el anciano apoyaba su frente en las manos que sujetaban un viejo bastón de contera negra, gastada de acompañar el paso de tantos años soportados en los pellejos y en los huesos. Su mirada vagaba perdida por el suelo arenoso que moteaba de polvo sus raídas...

Cinco mil quinientos millones y subiendo

Plantas de hospitales que ya no se tendrían que cerrar; boxes de urgencias que dejarían de estar saturados; médicos a los ya que no habría que jubilar forzosamente para ahorrarnos su plaza —el famoso coste de reposición cero—, pues nunca sobran doctores con experiencia...

Estrellas

Díganselo a los trabajadores que cobran una mísera nómina a fin de mes. De ella le deducen ya lo que tienen que pagar a Hacienda; por no tener no tienen ni la mísera esperanza de que la máquina que la calcula se pueda equivocar. Cuéntenselo a los funcionarios que un...

Se acabó el plazo de cortesía

Se acabaron con creces los plazos de cortesía. No me refiero, quede claro, al levantamiento de la proscripción del insulto o descalificación gratuita, ni tampoco a pasar por alto la necesaria educación en el trato. Esta crítica nada tiene que ver con la persona, sino que pone en...

La política, una profesión de riesgo

Quizás este artículo cojea ya desde un principio, desde el título que lo encabeza. Hablar de política como profesión, o como modo ordinario y perenne de ganarse uno la vida desde que se tiene edad para acceder al mercado laboral, se ha convertido en España casi en norma...