El val de Abeleda y Gil Carlos Risco

Donde antaño laderas de rala vegetación, hoy viñedos aterrazados. El valle de Abeleda (que el nombre le viene de los avellanos, abeledas o avelairas de los que muchos subsisten) debajo de Castro Cadelas por donde discurre el Edo, un río que nace en la sierra do Burgo, y que nunca vimos de estiaje, y que vierte en...

Encuentros por la primera fase

Yendo por O Couto, con ligero desvío, para echar unas parrafadas con Rafa Salgado, nuestro hombre de Ourense no tempo ; ya es la tercera vez que no contacto en su estudio tras las medicinales plantas. Rafa es como la memoria de una Auria de todo el  siglo XX. Él se procura las fotos, se informa por boca de...

Un frenético y familiar día de difuntos

Hasta en las carreteras se notó una afluencia desmedida de coches, en un ir y venir de acá para allá o de casa a cementerio. Estos difuntos del 1 de noviembre, muy honrados de sus deudos, en cementerios aldeanos, villanos o ciudadanos, con unas floristerías que no daban abasto a tanta demanda. La de la transitoria...

La delgada línea fronteriza

Aprovechando la bonanza antes de que los aquilones y su aliados traigan las lluvias y los vientos o los fríos o las nieves invadan nuestro hábitat, me fui con un par de amigos, que por amantes de lo que la naturaleza ofrece, nos encontramos de tránsito por el Portugal frontero con Zamora, allá por Hermisende....

El capitalismo… del todo funciona

Un local cerrado aquí, dos o tres más adelante, persianas echadas hace años, algunas mostrando que el paso de los años han dejado su huella en el óxido de alguna persiana bajada o las pintadas de algún grafitti. Negocios que abren y cierran. Negocios punteros, negocios de ingenio, hasta hermosos, con gusto que nos...

Las florituras de un Quevedo genial

De pequeños Quevedo nos sonaba a bufa. Cualquier chiste se le atribuía, incluidos los del mal gusto. Daba que pensar por qué tan poco considerado uno de los creadores más fecundos que haya dado la literatura española. Quizás, o una percepción mía, a los tiempos del golpista gobierno unipersonal no convenía que un...

Un arboricidio sistemático entre la ciudad y Xunqueira… la de Espadanedo

A mediodía subo en coche por Castadón, que aun así siempre nos rememoraba la presa de abastecimiento de agua a la ciudad, con la de Cachamuíña hasta que hubo de ampliarse el aporte acuífero para unas crecientes urbanas necesidades con la traída desde el mismo Miño. Antes del paso por Castadón donde pazo, gasolinera...

El otoño de los pájaros, el colorido de árboles y viñedos...

Los fríos de intempestiva arribada. Siempre que nos acercamos a noviembre percibimos la casi insensible llegada del frescor, que es cuando, cual mensajeros se instalan en los alféizares de un edificio los aviones roqueros, de los que se dijo que permanentes y no migrantes los que forman una colonia de más de...

Historias de "toliños"

Os "toliños" siempre son seres distintos; antaño campaban a sus anchas hasta que aparecieron los manicomios o se hicieron generales y éstos se suprimieron cuando las pastillas ejercieron con más eficacia que vallado o rejas de unos llamados sanatorios psiquiátricos que habían desplazado a los manicomios, que...

Al paso: Miguel, Willy, Rojo, Alfonso Porto, don Manuel

Casi con el pie en el estribo del bus nos saludamos, Miguel, que fue presidente del coto de caza de Penouta, allá en el oriente ourensano, famosa por su minería, ahora cesada, y por el campo da Gonza donde la Caja tenía una gran extensión de explotación patatera. No se echa sobre mí por el comentario de la caza y...

La caza, ese deporte de matar, que dicen

Va de cazadores. Ese que llaman deporte que debió serlo antes cuando se pateaba el monte, ahora un poco menos porque el cazador-depredador se traslada en vehículos todo terreno con sus jaurías a pie de obra. La caza debería trasladarse, sin dejar de ser cruel, a cotos particulares y no a espacios públicos, tal cual...

Floración otoñal, pájaros migrantes y residentes

Pasamos al otoño, refrescan mañanas más que noches, pero por la tarde el calor sigue un tanto pegajoso. Esta prolongación estival hace que algún fenómeno se haga visible, y uno confiesa que éste nunca lo ha percibido en toda su vida. Algo hay que está cambiando aceleradamente porque este ver florecer un manzano...

Floración otoñal, pájaros migrantes y residentes

Pasamos al otoño, refrescan mañanas más que noches, pero por la tarde el calor sigue un tanto pegajoso. Esta prolongación estival hace que algún fenómeno se haga visible, y uno confiesa que éste nunca lo ha percibido en toda su vida. Algo hay que está cambiando aceleradamente porque este ver florecer un manzano...

De Oteros, Fonseca... a Xa Nichol son

En este caso, de ventanilla de coche a peatón, en la secuencia de un semáforo. Pasa José  Otero Garrido y entablamos en menos de un minuto un repaso casi de nuestras vidas desde que no nos vemos, desde aquella amistad cuando era Otero, de Bande, y algunos domingos aprovechando la bonanza íbamos de familia al...

Parada con Jesús da Aira, camiño da Peneda

Camiño da Peneda me detengo en Entrimo con Jesús Gonzalez, que fue concejal de cultura en el Concello y desde hace más de veinte años empeñado como artista en la talla, a partir de diversas maderas, de alegorias, figuras, imágenes que el mismo ha imaginado sin tomar modelo alguno. Desde su casero taller ha creado...

Navia, en el corazón de Os Ancares

O sería mucho decir esto del corazón, estando encajonados en la misma cordillera Piornedo, Degrada, A Balouta, Burbia o Vega de Espinaredo... A Navia se llega como en dos horas de auto, desde Ourense, y a una de Lugo. Cuando dejada la autovía nos metemos en esta comarca  de la lucense montaña nos maravillamos...

Por costeros senderos a izquierda y derecha

Voy al Portinho de Morás o Mourás, que más apropiado; fue ballenero en su época, y ahora alargado con enormes bloques en forma de T, extraído el material de rocoso promontorio al lado, para, molido, forjarlo con hierro en grandes matrices y luego emplearlo en el dique para impedir que la brava mar dificulte el...

Un día entre Entrimo y A Peneda

Me hallo en la capital entrimeña dicha Terrachán, como Mugueimes lo es de Muíños o Luíntra de Nogueira. Como al filo de las ocho y media la temperatura entre 17-18 grados. Algunos madrugadores ya ataviados más de corredores de montaña para afrontar los 20 kilómetros de dureza hasta el santuario de A Peneda. De...

Por una costa que aun 
por manida maravilla

Un recorrido matinal inundado de sol por esta costa, siempre gratificante, y cuando unido a la belleza de ese encuentro entre la mar y la tierra, todavía más. Antes de asomarme al litoral transito con un cuñado de más pantufla que calcetín, que no deja de sorprenderme porque de mejor paso que él por mí esperado....

Del Ateneo, Sudáfrica y otros

Con Marcial Perianes, que siempre me sorprendió por su traslado casa- Concello a lomos de una bici de paseo, nunca de última generación, sin cambio de marchas, y esforzándose en la cuesta de Curros Enríquez, él que fue buen ciclista aficionado, al que recuerdo en una vuelta cicloturista a Galicia de los ciclotours,...