Los registros

Esto es Detroit. Aquí la gente trabaja duro para poder pagar su entrada y no podemos permitir que vean un mal partido, que nos vean perder. Aquí se viene a ganar". Así se ganaba el fervor de su afición el "gusano" Rodman en su brillante etapa como jugador de los Pistons: un equipo creado para defender. Un título de la NBA y ocho años dando lecciones de defensa bajo la dirección de Chuck Daly. 

Con tal disposición superó el Río Ourense Termal al Prat. Sin concesiones. Y eso que de partida y de la mano de Johnson y una atinada defensa sobre la linea de pase -felicitaciones al responsable del scouting- el conjunto ourensano intentó hacer valer ese juego rápido que más le convenía. Lo que es difícil ante un rival sobrado de experiencia (Ortega, Andriuskevicius, Blanco, Blanch...), con especialistas en enmarañar lo más posible el partido. Y así fue. Una vez "reconducido" el partido a su interés, el Prat se veía fuerte, sin pensar que el COB actual, reforzado en su estima, es capaz de competir en cualquier registro. De hecho la evolución del COB partía de una evidente mejoría en defensa con algún retoque que pudo introducir para esta ocasión el"chaman" del proyecto ourensano o reclamando con vehemencia una mayor decisión a la hora de pelear el rebote. Y siempre con el liderazgo de Jhornan Zamora -"que bueno que volviste, papito"- , aportando responsabilidad, anotación y dos rebotes ofensivos de partido. 

Sería injusto, ahora, que a este Río Ourense Termal, capaz de encadenar nueve triunfos de diez posibles, no digamos a sus seguidores, se le prive de la ilusión de competir con quienes le preceden en la clasificación, pues. Lejos se están quedando quienes no fueron capaces de mejorar y que además han sido superados por el rodillo ourensano en sus recientes enfrentamientos directos.