¿En serio nos va dar igual?

¿En serio nos va dar igual?

El vandalismo no es algo exclusivo de Ourense. Lo tenemos claro. Pero estampas como la que vivimos en Montealegre ayudan a pensar que en esta ciudad estamos ante una generación de jóvenes que ha perdido el respeto a todo. Los de mi época, finales de los ochenta, fuimos pioneros del botellón desenfrenado en la calle, y tal vez los culpables de que parte de la sociedad empezase a ver eso como normal, cuando nunca debería serlo. Pero nunca llegamos a perder el respeto. Algo que ahora parece que sí se está haciendo. Día a día se incrementan las campañas de concienciación, cada vez hay más colectivos involucrados y la sociedad se empieza a dar cuenta de que esto no puede continuar así. Sin embargo, cuanto más ponemos el foco en el problema, parece que menos caso hacen. Los jóvenes sabían que las imágenes de Montealegre iban a salir y les dio igual. También sabían que la Policía estaría vigilante en la Alameda  para que las imágenes que deja cada fin de semana el botellón no se repitieran, y no solo les dio igual, sino que alguno incluso se envalentonó. No cabe ser complaciente con ellos, porque estaremos ante una nueva generación a la que también le dará igual "ni estudiar, ni trabajar". ¿En serio nos va a dar igual?