Más con menos

Comparar a este COB con el de la temporada del ascenso suena temerario.  No se lo merece una plantilla que habrá tenido el mismo mérito que aquella con solo ver de lejos la misma meta. Por eso, que a mitad de camino se le puedan encontrar similitudes, y no pocas, ya es para destacar. Lo que está consiguiendo este equipo cuesta creerlo y más aún explicarlo. 


Lleida, Palencia, Gipuzkoa, Breogán. Todos han fichado en lo que va de temporada y seguro que lo vuelven a hacer a poco que le soplen en la oreja equipos como el COB. Porque una temporada más en Ourense se le pide el cielo a un equipo en el que cuatro cobran lo que dos de sus rivales. Con jugadores a los que el arbitraje no respeta porque ni los conocen y además con una afición magullada por un insulto que no olvidarán. Ni deben hacerlo.


Si año tras año el COB es capaz de estar así casi sin un duro, ¿qué sería capaz de hacer si recibiese lo que otros? ¿O la mitad? Duele pensarlo.