Artur mas, ¿o artur menos?

Artur mas, ¿o artur menos?

Ha pasado el día 11 del mes actual y con ello la celebración de la "Diada", o sea el Día Nacional de Cataluña. El presidente de la Generalitat, natural de Barcelona, de 59 años de edad, licenciado en Ciencias Económicas, de forma obsesiva está manteniendo un pulso con el Gobierno español, al pasar olímpicamente de la Constitución española. De esa Constitución tan diáfana, transparente, inteligible, que en su artículo 2 dice así: "La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles".

Por otra parte, el artículo 155 de la Carta Magna es contundente al decir: "Si una Comunidad Autónoma no cumpliera las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para "obligar" a aquella al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones".

En medio de este maremágnum, de perseverar en esta actitud inconstitucional, Cataluña, con sus 7.504.008 habitantes, cuenta con 726.000 parados y Barcelona con 1.602.385 habitantes, con 529.000 (un 33%). A pesar de todo, Artur Mas sigue con aire marcial -no con el pulso- sino con el desafio al Gobierno español. Bien está que sea amante de Cataluña, de su idiosincrasia, pero sin pasarse. También lo era Rosalía de Castro con sus versos: "Miña tera / miña terra / terra onde me eu criei/...", pero sin vulnerar las leyes. Así las cosas, como epílogo de esta lamentable y penosa situación, los legos en Derecho nos preguntamos como será el "the end" al término de este affair.