Carta abierta a la ministra de Empleo

Carta abierta a la ministra de Empleo

En el día de hoy, 6–2–17, he recibido la comunicación del Ministerio de Empleo y Seguridad Social por la cual he sido informado de que mi pensión por jubilación será incrementada durante el año 2017 en un 0,25%, equivalente a a 4,90 euros/mes, sujeto al 14,90% de IRPF.

Soy consciente, Excma. Sra. Ministra, que de donde no hay no se puede sacar y que como consecuencia de la crisis, carencia de empleo y consiguientemente disminución considerable de cotizantes no se pueden hacer milagros. En el cuarto párrafo de la comunicación se dice: “Quiero trasladarte el compromiso firme con un modelo de pensión pública y de reparto que ha de seguir ofreciendo garantías económicas y mejorando sus niveles de atención y cercanía a las necesidades de los ciudadanos”.

Falta hace, porque el artículo 50 de la Constitución Española literalmente dice así: “Los poderes públicos garantizarán mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad”. Artículo muy bonito pero que de momento pudiéramos llamar “declaración de intenciones”.

Sin que pudiera parecer un acto de soberbia, 4,90 euros al mes sirven para poco más que comprar la prensa y tomar un cafelito. A nivel individual, este aumento representa muy poco y no ayuda a paliar problemas. A modo de sugerencia, el importe total sería cantidad importante, por ejemplo, destinado a esa magnífica institución llamada Cáritas.