La cosa tiene huevos

La cosa tiene huevos

He leído en una ocasión que los huevos tienen más de 3.000 aplicaciones en el arte culinario. Huevos fritos, huevos rotos, en tortilla, cocidos y de multiplicidad de formas en la repostería. Pero el valioso producto de la gallina se ha convertido en elemento provocador de protesta y ofensa. O sea que tiene una aplicación más que esa otra que llamamos huevos para manducar. Pero voy a contarles el por qué de este título "La cosa tiene huevos".

Resulta que en La Región del pasado sábado, día 11, en primera plana se nos informó: "En libertad con cargos el hombre que tiró un huevo al líder de DO (Democracia Ourensana). De tal suceso informativo se ocuparon también otros medios gallegos. Según Gonzalo Jácome, por cuestiones de índole personal, se había ausentado del pleno de la Casa Consistorial. Después de recibir el huevo entró en el salón de plenos vinculando la agresión a una moción anterior defendiendo "la reducción de ayuda a la Banda de Música de Ourense". En mi juventud recuerdo las bandas de música de Ribadavia, Alongos, Sobrado do Bispo, etcétera y los concursos en las Fiestas de Corpus patrocinados por el Ayuntamiento. Cuando desde la Ciudad Herculina me desplazo a Ourense suelo asistir a los conciertos que se celebran en el Liceo.

Ignoro las facetas en las que el Ayuntamiento concede ayudas para otras actividades, pero lo que me parece rotundamente equivocado es racanear a una modesta pero buena banda de música. Escatimar a la música es escatimar a la cultura, es hacer un robo a los melómanos, a los amantes de la música que, dicho sea de paso, abundan en Ourense. Curiosamente el señor Jácome es propietario de un establecimiento de instrumentos musicales en un céntrico local de Ourense. En A Coruña, en donde resido, hay una excelente Banda de Música que actúa en el Palacio de Congresos normalmente lleno de público. Así las cosas, que quede claro que estas líneas no aceptan en absoluto el comportamiento del agresor. La música -melodía, ritmo, armonía- es para gozar y no para defender con huevos.