Cosas de 
la lívido

Cosas de 
la lívido

Hoy es domingo, día 24, y los adictos a leer La Región, que es lo mismo que decir el periódico de la tierra que nos vio nacer, han leidodo una información, para muchos con gancho y para otros puede que curiossa. Y la información, bajo gran titular, procede de la profesora titular de Sociología del Campus de Ourense, Águeda Gómez, que dice así: "Águeda Gómez: Cada vez más jóvenes pagan por tener sexo". La catedrática analiza según el libro "El putero español" los relatos empleados por acudir a los burdeles. Nos dice que hay cuatro tipos de clientes. Uno de ellos es el misógino, el que muestra más aversión contra las mujeres, "afirmando que todas la mujeres somos putas, pero unas cobran y otras no".

En la información nos dice que existen prostitutas de lujo, calculándose que entre unas y otras hay en España unas 300.000, y ello no quiere decir que todas sean de origen español. Sin embargo, nada dice de la prostitución masculina ni aporta el cálculo del número de clientes femeninos, ya que el sexo contempla los dos sexos.

En las declaraciones de Águeda Gómez resulta curioso lo que dice de determinados hombres que acuden a las prostitutas no en búsqueda de placer sexual sino para reafirmar su masculinidad entre los otros hombres. Ejemplo: Gerardo, ¡vengo de hacer aquello!

Águeda invita a abrir un debate para ver que algunos jóvenes argumentan "que es más barato pagar por sexo que tener una novia". Esto es confuso. ¿Resultan caras las novias? Sexo y más sexo. El asunto ya viene de Eva y Adán (y digo primero Eva porque con una manzana fue la que armó un gran lío). En medio de todo esto, Águeda Gómez expuso un tema mitad simpático mitad de actualidad. ¡É o que hai!