Cuidado con las palabras

Cuidado con las palabras

Las elecciones municipales están cerca, el 24 de mayo, y los pretendientes al sillón de la alcaldía despliegan sus intervenciones propagandísticas con numerosas promesas, muchas inéditas y, por supuesto, ofreciendo mejores servicios en la gestión que la realizada por el antecesor. Y en el afán discursivo, aun cuando cuidando las palabras, algunas pueden resultar confusas, molestas y casi ofensivas sin haber sido esa la intención. Trataré de explicarme.

Jesús Vázquez, según sus declaraciones en La Región del día 9, resume en 200 las propuestas para la ciudad. Muchas propuestas, quizá, para una capital de cien mil habitantes. Ignoramos el alcance de sus propuestas pero por su número denotan ambición, cosa positiva que no quede por falta de pretensiones. Por otra parte, nos dice el casi seguro futuro ilustrísimo señor alcalde que "una de sus máximas aspiraciones es devolver a la "normalidad" al Concello". Sen dúbida, o facer mención a volver a normalidade aos membros do Cocello (alcalde e concelleiros) quere decir que estaban “´fora da normalidade”, ou sexa fora do seu natural estado. Sin eufemismos, con significación de que estaban “idos”.

Ciertamente no estaban "idos" ni en estado anormal pero las actuaciones dialécticas a la hora de argumentar no eran las más propicias, las más idóneas para aportar, -por lo menos- ideas que por algo se empieza. ¿Ideas? Es necesario decir el problema del paro juvenil, por ejemplo. En Ourense ha habido hombres que primero pusieron a prueba el cerebro, el juicio y el talento antes de crear empresas que dieron ocupación a muchos ourensanos. Por citar algunas, a título de ejemplo, citemos a Coren, Copasa y más recientemente Aceites Abril. Evidentemente los políticos son necesarios (dejando aparte al nutrido grupo de los corruptos) pero probablemente es más fácil el escalafón de los políticos que el de los emprendedores. En medio de todo esto cualquiera que sea el futuro alcalde ojalá logre una feliz gestión para todos los ourensanos. Así sea.