El ¡gol!, palabra internacional

El ¡gol!, palabra internacional

Han pasado loa años y probablemente muy pocos podrían predecir a lo que llegaría el deporte del fútbol. Tomando como punto de referencia los teimipos del denominado mejor portero del mundo, Ricardo Zamora Martínez (1901-1978) que jugó en el RCD Espanyol, FC Barcelona y Real Madrid CF. Fue -en aquellos tiempos- 46 veces internacional y en el año 1952, seleccionador nacional. Fueron tiempos de botas pesadas, balón con correa y césped mal cuidado.

Pero no pretendo en estas líneas erigirme en historiador del fútbol, sino en tratar de reflejar la evolución espectacular que ha tenido este deporte en cuanto al creciente número de aficionados y los estadios actuales de gran aforo y la cotización desmesurada de las figuras del balompié. Y esta evolución presenta el dilema de calificar este fenómeno como mito, misterio, enigma o tal vez con fuerte dosis de duende.

Así las cosas, uno, tal vez analfabeto en cuestiones de la cotización de jugadores de primera fila, se queda perplejo, con riesgo de síncope cuando leo en la prensa que el jugador del Real Madrid, Sergio Ramos, de 29 años de edad, el pasado día 17 firmó la ampliación de su contrato hasta el año 2020 a razón de 10 millones de euros netos /año, equivalente a 833.333 euros/mes (138.650.000 de las desaparecidas pesetas). Y es posible que en la recta final hasta su jubilación futbolística aproveche los recortes como, por ejemplo, Xavi Hernández, en tierras de Qatar como antes loi habían hecho Butragueño y Michel por tierras mejicanas, por ejemplo.

La profesión de futbolista, en cuanto al régimen retributivo, está en alza permanente y uno se pregunta -aún cuando en su época ya estaban bien pagados- a cuanto ascendería hoy el fichaje de Pelé, Garrincha, Di Stéfano o Maradona. Las cotizaciones están alcanzando hoy la velocidad del cohete supersónico. Muchos padres inician en la categoría de infantiles a sus muchachos esperando que surja el astro que gane buena pasta para toda la familia, aunque sea numerosa. Hoy por hoy, prensa, radio, televisión y muchos etcéteras beben de es rico manantial llamado fútbol. Y tú, amigo lector, ¿de qué equipo eres?