Una noticia guay

En principio dudé como titular este artículo inclinándome por "Una noticia guay" o "Por una noticia de coña" y a que fiel al diccionario de la Real Academia Española, coña es palabra definida como "guasa, burla disimulada". Y lo que voy a comentar tiene mucho de burla -clara, patente- pero poco o nada de disimulada. Y esto ¿por qué? Trataré de explicarme.

En un diario regional (día 23-07-2015) apareció esta noticia: El sueldo de los diputados subirá lo mismo que el de los funcionarios (5-8-15). El próximo presidente del Gobierno percibirá 6.580,58 euros/mes (1.094.877 pesetas), una vez incrementados sus ingresos en el 1%.

Por lo que respecta a los ministros, también con el aumento del 1%, 5.805,98 (965.599 pesetas/mes). Cierto es que el aumento de la carestía de vida lo ha sido para todos, pero huelga decir que para determinadas clases el peso de la crisis ha sido mucho más ostensible, notoriamente acuciante que otras. Fijémonos que la cúpula del Gobierno verá incrementado sus sueldos en un 1% mientras que nosotros los jubilados volveremos a resignarnos nuevamente al mísero 0,25%. Como ilustración, quien estas líneas escribe verá que el aumento de su pensión por jubilación asciende a la fabulosa cantidad de 4,13 euros mensuales. ¿Y qué será de las pensiones por viudedad?

El artículo 50 de la Constitución Española: "Los poderes públicos garantizarán mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad" se ha quedado obsoleto. Los medios de comunicación nos vienen informando que el Gobierno viene sacando de las reservas fondos para hacer frente a los pagos de las pensiones. Si las reservas no son suficientes el cinturón tenemos que apretarlo todos. Por mi parte -no es un acto de soberbia-, pongo a disposición del Gobierno mis 4,13 euros para ser destinados a otros fines: Cáritas, por ejemplo, es una institución noble, excelente.