Ourense, provincia solidaria

Ourense, provincia solidaria

Ourense, a nuestro querido Ourense, lo hemos visto crecer en épocas de bonanza al alto precio de la triste emigración: Venezuela, Alemania, Suiza, Francia, Holanda fueron manantiales de divisas con repercnsión positiva en el sector de construcción pero no en cuanto a industria. Esa industria que pudiera poner freno al adiós, a las lágrimas de los que se ven obligados a abandonar su hogar en beneficio ¡cualquiera sabe! De su familia.

Cuando los medios de comunicación nos informan de las estadística¡; reiteradamente nos dan cuenta de que la provincia de las "Termas" se enooentra en una situación de cenicienta. Y al decir "Termas" significa que se quiere decir la industria (¿) ourensana que se atiende con escaso personal. Poco empleo para atender los servicios y que no soluciona ni tan siquiera paliar el gran problema del paro ourensano. Pero hay una faceta en la cual dejamos de ser cenicienta para convertirnos en lideres, en estar entre los primeros. En A Coruña dice el eslogan: "Ciudad en la que nadie es forastero". A Ourense le vendría como anillo al dedo, tal vez, "Ourense, provincia acogedora" en donde la solidaridad alcanza la calificación de cum laude.

Solidaridad, palabra hermosa. Tengo delante de mi La Región del pasado domingo día 15. Bajo gran titular, leemos: "La solidaridad mueve a más de 5.000 voluntarios en Ourense". El mayor número de colaboradores voluntarios corresponde a la Cruz Rqja con un total de 4.575 de los cuales 1.254 son activos todo el año (54% Mujeres, con mayúscula y 46% hombres), la mayor parte con estudios superiores. ¡Aplausos para las mozas ourensanas! Esa otra ejemplar institución llamada Cáritas Diocesanas, aparta 443 voluntarios que atienden los distintos servicios. Institución de la que presumo ser socio aunque quien estas líneas escribe tiene su residencia oficial en A Coruña. y no debemos de olvidar el Banco de Alimentos en donde trabajan 15 personas a tiempo completo.

Esta actitud encomiable a la hora de. echar una mano es digna de elogio y no que se deje perder en el anonimato, en la oscuridad. Y no está de más recordar que aparte la ayuda personal, fisica, hagamos un esfuerzo con ayuda monetaria en donde no existe tope mioimo. Ourense es una ciudad hermosa y la hermosura también está en sus gentes. ¡Aupa! De Cáritas Diocesana de Ourense acabo de recibir un folleto, en el cual, entre otras cosas, dice: "Vive sencillamente para que otros, sencillamente, puedan vivir". Bonitas palabras. En cuanto a los que esperan ayuda, dijo el gran poeta Antonio Machado: "El que espera desespera/dice la voz popular/que verdad tan verdadera/.