La vaca de la plaza Paz Novoa

La vaca de la plaza Paz Novoa

En un reciente desplazamiento desde A Coruña hasta Ourense, meu queridiño Ourense, me acerqué hasta la plaza Paz Novoa, lugar que frecuento y en donde tengo varios amigos y excelentes contertulios, y me encontré con la sorpresa de la instalación en el lugar de una gigantesca vaca como si hubiera sido alimentada en un excelente pastizal. Aquí ha quedado asentada esta figura como antes lo fueron la lechera en la rúa do Paseo, o la castañera, al lado de la Subdelegación del Gobierno.

Pero uno se pregunta: ¿por qué una vaca? Ourense ha inmortalizado con sus estatuas al Padre Feijoo, Concepción Arenal, Otero Pedrayo y Florentino Cuevillas, que recuerde quien estas líneas escribe. Pero una vaca tal vez lo sea en agradecimiento a ese producto tan valioso y de consumo mundial llamado leche. Me supongo el acto de la inauguración con la asistencia de las autoridades locales y mucho público -es una broma- cantando la vieja y popular canción: "Tengo una vaca lechera/ no es una vaca cualquiera/ me da leche merengada ¡ay que vaca tan salada/ tolón, tolón/ tolón,/tolón". Como antes he dicho, se trata de una sencilla broma, en la confianza de que nadie se sienta molestado sobre todo ahora que estamos no tempo do Nadal.

Aprovecho estas líneas para desear a todos los ourensanos unas Pascuas Felices y que el Año Nuevo sea florido y hermoso.