Violencia de género

Violencia de género

En La Región del domingo día 26 se nos informó en primera plana: “Más de dos mujeres en la provincia denuncian cada día maltrato”. “La sociedad salió a la calle en el Día contra la Violencia Machista para reclamar soluciones que pongan fin a esta lacra”. Añade la noticia que 131 mujeres viven con protección policial en la provincia.

Visto este comportamiento, está de más la palabra varonil en el diccionario de la Real Academia Española, en donde en su lugar debería estar la palabra mamarracho. Resulta penoso que sea este el perfil que trate de aplicarse al hombre ourensán, tanto si es de la ciudad como del medio rural. La actitud del hombre ourensano, por lo general, rompe con la imagen y desagradable palabra violencia. 

Y no he olvidado lo de “esposa te doy y no sierva” y que del matrimonio es un Sacramento. Cierto es que el que suele actuar con violencia no es solo con las mujeres. ¿Es la violencia del perfil del hombre ourensano? Con esta clase de noticias pagan justos por pecadores. Noticias que pueden llegar al drama. Uno no quiere ni pensar en el padre que abofetea a una esposa delante de un hijo.