Antonio Álvarez Pérez

Antonio Álvarez Pérez

El perro pastor australiano es una raza de tamaño mediano, de construcción sólida, enérgico, que requiere el ejercicio y disfruta del trabajo cuando se trata de aprender y practicar los trucos que compiten en la agilidad del perro o en cualquier otra actividad física o mental. Es amable, cariñoso y dedicado a sus dueños. Debido a que la raza fue desarrollada para servir en el rancho, su trabajo incluye el ser protector de su propiedad, se inclina a la observación de la actividad de las calles del barrio, pero no es un perro que ladre obsesivamente, solo lo hace una o dos veces cuando hay un sonido al que no está habituado.

Antonio Álvarez Pérez (Toño) es de zona “llana”. Nació en la Derrasa y como el pastor australiano es un enorme trabajador, protector de su adorado barrio y además de entusiasta vital y enérgico es un magnifico ejemplo del emprendedor periférico que después de heredar de sus padres (Emilio y Amalia) una histórica pero modesta tienda-bar de pueblo, supo evolucionar y con un enorme esfuerzo, dedicación personal y una gran dosis de humildad y amabilidad conseguir ser profeta en su tierra donde "la tienda do Toño" es todo un ejemplo de cómo conseguir el éxito sin ningún manual o curso al uso y sí con inteligencia y saber ganarse a su gente.

Era aquella tienda del Emilio y la Amalia, donde los primeros “invasores” de Ourense solicitaban bocadillos de queso, latas de sardinas y vino con gaseosa o cerveza: Constante, Elisa, Aurelio y Sinda, Marujita y Cachaldora, doctor Castro, Ramón Fidalgo, Teófilo, Cidre, Alejandro Outeiriño, Suso, Otilio Muñoz y otros que lamento no recordar y que paseaban las tardes de la primavera desde la recta hasta el campo de los Gozos.

Después, Emilio trajo el club Santo Domingo, y allí trabajaban Germán, Viñas, Antonio de la Lucita (otra histórica y entrañable tienda y amiga), Ramón, etc... y al mismo tiempo que el pueblo crecía, Antonio Álvarez Pérez (Toño) fue evolucionando el negocio: correos, congelados, estanco, prensa etc., hasta conseguir lo que es hoy, un establecimiento de “proximidad”que, con unos horarios casi de “drugstore” y una muy ágil y variada oferta en la que incluso te sirven a domicilio, cubre las necesidades de una población que por su mala comunicación de autobuses con la ciudad se siente aliviada (sobre todo los mayores y niños) de poder comprar lo que desean sin tener que desplazarse a la ciudad. Paralelamente, también se han instalado negocios de panadería, carnicería, pescadería, bazar, peluquería, ferretería, hotel, restaurantes, gasolinera, etc. Que, muy bien atendidos, empiezan a modificar los hábitos de consumo y de vida de una zona que por su orografía llana y la cercanía de zonas deportivas se ha convertido en el otro dormitorio de Ourense 

Toño me trae a la memoria a Braulio (Jesús Guzmán), el mítico cartero de la serie de TVE "Crónicas de un pueblo", y que a sus 89 años ha decidido volver a San Torcaz, el municipio madrileño que le catapultó a la fama. 

Toño, que nació en octubre (Escorpio), tiene dos hermanos, Gerardo y Ramona; está casado con Nélida, a la que conoció en el colegio cuando eran niños, y que como no podía ser de otra manera, es tan trabajadora y amable como él; tienen una niña, Lucia Fen, y a él, que es de muy pocas palabras, lo que le gustaría es disponer de más tiempo para viajar y conocer muchas sitios y ciudades de Europa. Le gusta el marisco y el lenguado y no le interesa el pollo. Es persona sincera y desprecia la informalidad. Además de escuchar música española, su mayor afición es la familia y ver romper el nuevo día al mismo tiempo que hace el reparto del correo saludando a sus vecinos que ¡le adoran!